The BellRays – Zaragoza (Las Armas 2-4-16)

The BellRays – Zaragoza (Las Armas 2-4-16)
4.3 (86.88%) 32 votes

El Slap! Indoor 2016 volvió a inundar el corazón de Zaragoza de ritmos negroides el pasado fin de semana. El escenario de Las Armas y sus alrededores acogieron desde el viernes este evento, aunque sería la jornada del sábado la más jugosa por cuanto contaba con actuaciones en la plaza exterior y alguna que otra sorpresa. La presencia de The BellRays en el menú era sin género de dudas el mayor reclamo para el que esto suscribe y la principal razón de que estéis leyendo estas líneas.

Ya al mediodía habían arrancado Los Bengala en el exterior de la sala el sarao, que tendría continuidad con diversas actividades y más música por la tarde, con Pyramid Blue prologando la fiesta con su afrosoul. Más tarde se desvelaría la sorpresa que la organización tenía preparada, con la actuación de los pujantes The Fire Tornados con sus miembros repartidos entre varios balcones de los edificios que rodean la plaza. Curiosa descarga que sin embargo no empañó lo que de verdad interesa, que son las canciones de la banda, uno de los grupos del momento en la ciudad sin ningún género de dudas.

Entre medio y ya en el interior de la sala, que para eso el festival tiene como apellido «indoor», habían actuado los suizos Kalles Kaviar ante un público algo dubitativo al comienzo. La ingrata posición en el cartel hizo que mucha gente se perdiese el comienzo de su concierto donde repartieron buenas raciones de ska, rock steady y algo de reggae. Al final el público acabó bailando y pidiendo una canción más, aunque los horarios apremiaban y no hubo posibilidad.

Los siguientes en el cartel -tras el paréntesis ya mencionado de The Fire Tornados- serían los brasileños Banda Black Rio, que traerían una suerte de soft funk bastante ambiental que si bien perfectamente ejecutado, acababa perdiendo fuelle conforme pasaban los minutos.

El dúo Pelo Mono pondría el toque exótico con sus máscaras sobre el escenario de Las Armas. Su blues primitivo tal vez no encajara demasiado con sus predecesores en el cartel, pero al final serviría de perfecto puente con lo que vendría después. Llenaron la sala principal de Las Armas con su sonido cenagoso, aunque personalmente a mí no acabaron de engancharme.

Tras esto llegaría el plato fuerte. The BellRays salieron a la 1:00 en punto de la noche con toda la banda vestida de negro de pies a cabeza. En esta ocasión acompañan a Lisa Kekaula y Bob Vennum la misma sección rítmica de Lisa and the Lips, el proyecto paralelo con músicos de nuestro país que pusieron en marcha los norteamericanos. Arrancarían su energética actuación con el «relámpago negro», enlazando casi sin pausa canción tras canción y lanzando a las primeras de cambio «Dream Police», la primera de las versiones que interpretarían durante la adrenalínica descarga. Lisa Kekaula es la poderosa ama y señora del escenario, transmitiendo su poder al público y moviéndolo a participar en una noche de sábado mientras entre temas propios van cayendo más versiones, como «Whole Lotta Love», o la potente «Never Say Die» que muy pocos parecían conocer. Tras una hora escasa la banda desaparecería del escenario para, tras los dos minutos de rigor volver a él para enfilar la recta final con «Revolution Get Down» y una sorpresiva «I Don’t Need No Doctor» cuya potencia no tiene nada que envidiar a la versión que del clásico hicieran Humble Pie en su día. Al final una hora y diez minutos que a muchos se les quedaron cortos, pero tal vez sea porque no dejaran de menear el bullarengue durante cada segundo y tenían ganas de seguir con la fiesta.

 

Comentarios

Comentarios