Thunder – ‘All You Can Eat’ (Ear Music 2016)

Aproximadamente un año después de la edición de su recomendabilísimo último disco, «Wonder Days», los británicos Thunder se hacen un auto homenaje con la edición de «All You Can Eat», triple lanzamiento en el que recogen además de un par de directos, un documental que resume el proceso de grabación del citado álbum.

Es posible que algunos encuentren un lanzamiento de estas características un tanto gratuito. Sin embargo, me veré obligado a recordar a aquellos que así opinen que Thunder son toda una institución del Hard Rock en su país, además de ser igualmente venerados en Japón; que son de los pocos grupos del estilo que hicieron aquella travesía del desierto que representaron gran parte de los años 90 sin obligarse a encajar musicalmente en la nueva escena; y que «Wonder Days» fue su vuelta al mundo discográfico tras seis años de ausencia y escasas apariciones en directo en ese tiempo -de hecho, la banda anunció su retirada tras la edición del discreto «Bang»-. Cualquiera de las razones individualmente ya me parece suficiente para justificar esta nueva edición.

Pero centrándonos ya en «All You Can Eat», el primer plato está formado por «Live at RAK Studio 1». Se trata de una sesión en directo grabada en el citado estudio los días 4 y 5 de noviembre del año 2014. A pesar de haberse grabado en un estudio, Thunder se presentan aquí sin ningún tipo de red: son catorce canciones -prácticamente todo «Wonder Days» más algunas versiones- grabadas del tirón, sin pausas ni retoques posteriores de estudio (salvo, supongo, el elegir las mejores tomas de cada día). La posible frialdad que podría transmitir el entorno se ve compensada por la frescura que aporta la interpretación en directo. Y ahí Thunder son unos maestros. ¡Ah! Y atención porque el texto del libreto da a entender que la banda también registró material acústico…

El segundo plato está grabado un par de días después de estos ensayos: «Live at The Brooklyn Bowl» fue un evento especial celebrado en Londres al que los afortunados fans accedieron por sorteo. Nuevamente catorce canciones aunque aquí se reducen el material procedente de «Wonder Days» y las versiones en favor de los clásicos del grupo. Un público entregado desde el minuto 1 (no en vano abrieron la velada con el megahit «Backstreet Symphony») y -esta sí- una verdadera muestra del poderío de la banda ante el público, sonando como una verdadera apisonadora e interactuando con los presentes.

A modo de postre se presenta «Wonder Days: The Film», película a cargo de Tim Sidwell y Jeremy Mason que documenta la creación del disco -recordemos que no fue un período especialmente divertido para la banda debido a la enfermedad del guitarrista Ben Matthews- y que incluye además de entrevistas con los músicos, extras en directo procedentes de las dos actuaciones anteriores y «Live at Loud Park», seis temas grabados en ese festival en octubre del año 2014 y con la televisión japonesa como destino original.

En definitiva, todo un regalo para los seguidores de la banda. Ahora lo suyo es que algún promotor nacional se decida a traerlos de nuevo por aquí, que ya han pasado un par de lustros desde su última visita.

Comentarios

Comentarios