Supersonic Blues Machine – ‘West of Flushing South of Frisco’ (Provogue 2016)

Que un disco de una banda debutante reúna a invitados del nivel de Billy F. Gibbons, Warren Haynes, Chris Duarte, Eric Gales, Walter Trout o Robben Ford, debe de ser algo parecido a que te toque la lotería. Claro que el trío que forma Supersonic Blues Machine no está compuesto por tres desconocidos precisamente: el productor Fabrizio Grossi, el guitarrista Lance Lopez y Kenny Aronoff a la batería son los que encarnan este proyecto. La presencia de todos estos músicos no debe tomarse como un listado de invitados especiales, sino que son artistas que tienen lazos reales con los miembros de la banda. De hecho parece ser que fue Billy Gibbons el que sugirió que Lopez y Grossi colaboraran juntos, y el guitarrista de ZZ Top incluso participó en la composición de «Running Whiskey», el tema en el que colabora.

Tenemos que volver al 2012 para descubrir los orígenes de la banda, cuando Lopez viajó a Los Angeles para encontrarse con Grossi y trabajar en algunas ideas. Tras el primer día de trabajo ambos ya habían creado tres nuevos temas que se convirtieron en el punto de partida de Supersonic Blues Machine. La adición de Aronoff parecía obvia, ya que el batería había coincidido en la sección rítmica con Grossi en Goodfellas, proyecto paralelo de Steve Lukather.

Así llegamos a este largo debut (son un total de trece canciones, con una duración que casi alcanza la hora), un álbum de base blues-rock, pero entendido de una manera bastante libre, con cada invitado aportando parte de su propia personalidad. Esto es más que notable en la citada «Running Whiskey» por ejemplo, donde aparte de la voz de Gibbons, las guitarras nos recuerdan horrores a ZZ Top. Estamos pues ante un disco de cierto contraste estilístico, pero este detalle va en favor del resultado global y no en su detrimento.

En cualquier caso, el trío también sabe desenvolverse perfectamente en las canciones en las que no participa invitado alguno, caso de la inicial «Miracle Man» o «Let It Be», por citar alguna. Bastante satisfactoria también la revisión de «Ain’t No Love (In The Heart Of The City)» de Bobby «Blue» Bland, tema que por cierto también le reportó uno de sus primeros hits a Whitesnake en su primera época.

Una obra interesante y con bastante jugo, a pesar de su extraño y largo título.

Comentarios

Comentarios