Powersolo – Zaragoza (La Ley Seca 18-12-15)

3.9/5 - (30 votos)

Después de la agradable sorpresa que supuso su descarga en el pasado Azkena Rock Festival, Powersolo volvían este pasado fin de semana a nuestro país para ofrecer una serie de cinco fechas de las que esta de Zaragoza se colocaba justo en el ecuador de la gira. En una noche de viernes además que incitaba a la juerga y el desenfreno, que tuvieron en la música de este par de chalados hermanos daneses la mejor de las bandas sonoras.

Todo en Powersolo resulta bastante excéntrico, casi como si se tratase de un grupo japonés. Desde su puesta en escena, con la peluca y las gafas de despedida de soltero con las que iba ataviado Kim Kix, hasta su extravagante coctelera musical, en la que hay cabida para tantos sonidos que resulta difícil hasta dar una somera descripción. Trataré de intentarlo diciendo que por momentos aquello se asemejaba a los primeros Pixies tocando canciones de Johnny Cash.

El arranque del concierto sin embargo fue algo dubitativo, con frecuentes pausas y Kix abandonando el escenario para acercarse al puesto de merchandising para solo dios sabe qué, mientras sus compañeros continuaban con la canción. Pronto quedó claro que los set list que la banda tenía en el suelo del escenario estaban más bien de adorno, porque durante más de hora y media estuvieron tocando más o menos lo que les vino en gana sin seguir ese orden preestablecido.

Aún así lograron centrarse (si es que con una banda como esta podemos utilizar semejante verbo), ofrecer un divertido concierto y poner a casi todo el mundo a bailar. Se nota que el escenario es su hábitat natural y que ellos, sobre todo el batería, se lo estaban pasando en grande, aunque resultara complicado por momentos seguir su gracias, que parecían bromas privadas. El balance final, no obstante, bastante satisfactorio.

Comentarios

Comentarios