‘3052’ de Mamadou Dia

3.7/5 - (40 votos)

Mamadou Dia
Murcia, 2009
168 pgs.
Memorias, ensayo, poesía.

Los ojos resistieron hasta la madrugada. Pero cuando los rayos de sol iluminaron la patera, la supuesta isla desapareció con el día y las preguntas volvieron a la embarcación. El deseo le había jugado una mala pasada a Mame Thierno, ya que lo que había visto sólo eran nubes con forma de montaña.

«3052» tiene todo aquello que se le debe pedir a un libro: cuenta una historia auténtica y genuina, una historia que ya había escuchado muchas veces, pero que nadie me había brindado la oportunidad de vivir desde los ojos del protagonista. Y es que, a mis 38 años, cada vez estoy más convencido de que no hay nada en el mundo tan parecido a viajar como leer. Leer te da un poder sobrenatural, el de ver el mundo a través de los ojos de otra persona.

En este caso, esa persona es Mamadou Dia (Gandiol, 1983), un tipo al que se diría que el destino, la suerte, o quién sabe, tal vez la casualidad, lo ha elegido para convertirse en portavoz de toda una generación de senegaleses a los que la necesidad de ayudar a sus familias y la fiebre del oro europeo los han sacado de su país de una patada en el culo. Las probabilidades de éxito son pocas, ¡lo son incluso para los que ya estamos aquí!

El día que comprobó que tenía que afrontar un viaje en patera de 1700 kms, tragó saliva, pero eso no fue nada en comparación con todo lo que vino después. No quiero hacer spoilers, quiero –y esto no es negociable- que todo Dios lea este jodido libro. Ahora, aviso que los sentimientos caen en cascada y más de uno va a llorar, eso sí, son lágrimas que vienen a lavar la mirada del filtro sucio y contaminado que nuestra cultura occidental y burguesa nos ha instalado en los ojos.

Estructuralmente se trata de un relato en primera persona, dividido en pequeños capítulos, que permite una lectura ágil y dinámica. A la narración de la auténtica epopeya de Mamadou, impregnada de reflexiones filosóficas en las que la verdad pasea desnuda y sin el más mínimo pudor, le siguen algunos poemas y un epílogo.

Mamadou Dia es el fundador y presidente de la Asociación de cooperación al desarrollo Hahatay, son risas de Gandiol.

Comentarios

Comentarios