Le Butcherettes – Zaragoza (La Ley Seca 1-11-15)

Una ambientada sala La Ley Seca recibía el pasado domingo a Le Butcherettes, trío encabezado por la menuda Teri Gender Bender que con su vestuario completamente bermellón puso color a la noche del primero de noviembre, casi en el ecuador de su presente gira por nuestro país. La excusa la ha brindado la edición de «A Raw Youth», su nuevo disco lanzado en Ipecac, el sello de Mike Patton.

Pasados veinte minutos de las 10 de la noche, el trío tomaría posesión del escenario y comenzaría una hora de intensidad musical difícilmente descriptible, en la que la presencia hipnótica de Teri se lleva prácticamente toda la atención. Atacando primero los teclados -los retomaría más veces posteriormente- para facturar una especie de garage sesentero pasado de ácido, es con este instrumento con el que Teri se explaya más en la gesticulación y la teatralidad, mientras que cuando empuña la guitarra es más dada a los escorzos imposibles, sobre todo una vez despojada de la capa de lentejuelas y los zapatos de tacón, complementos poco adecuados para la performance de la vocalista. El bajo y una batería atronadora ponen la base para que Teri nos traslade con su guitarra de cuatro cuerdas al universo musical de las riot grrrls o de la primerísima PJ Harvey (la que va desde su debut hasta «4-Track Demos»), mientras que con su voz, a veces delicada, a veces sangrante y desgarradora, no puedo evitar hacer comparaciones con alguien como Tori Amos.

Referencias aparte, pocas veces uno puede ser testigo de un espectáculo tan penetrante como especial, en el que la conexión entre banda y público parece traspasar lo meramente musical. Es gratificante descubrir que, después de tantos años en esto del rock y cuando uno ha visto casi de todo en multitud de plazas, todavía haya artistas capaces de sorprenderte. Gracias Teri.

Comentarios

Comentarios