AC/DC también sucumben al streaming

4.5/5 - (30 votos)

Esta semana AC/DC han acabado pasando por el aro, de modo que todo su catálogo está ya disponible en cualquier servicio de streaming. Es lo que marcan los tiempos y tal vez no sea ninguna sorpresa, sobre todo porque desde finales del año 2012 ya estaba a la venta en formato digital.

Ya hablé de todo esto en su día (ver editorial aquí), pero no puedo dejar de pensar que cuando los musicólogos hablen del paso de lo analógico-tangible a lo digital-virtual, este será uno de los hitos que deban destacar. AC/DC no son una banda cualquiera, y su inicial oposición a adaptarse a estos nuevos tiempos, no creo que haya de verse como una resistencia de dinosaurio, sino más bien como una defensa de la integridad del artista y su obra como conjunto. Recordemos que de lo que se quejaba Angus Young era que lo digital, al permitir el consumo de temas aisladamente sin necesidad de escuchar los que le acompañan, desdibujaba el concepto de álbum como entidad completa.

Del mismo modo, tampoco creo que este cambio de postura deba observarse como una conversión por convicción, sino más bien como una maniobra comercial. No me imagino a Angus manejando un iPod, qué queréis que os diga. La maquinaria que mueven bandas como AC/DC -o de otras como Metallica o Iron Maiden, que en los últimos años se han dedicado a comercializar su catálogo de una forma masiva- es bastante costosa, y seguramente quien maneje los negocios de los australianos haya convencido a la banda de que es la única manera de rentabilizar sus lanzamientos. Y esa es probablemente la razón principal de este cambio de postura.

Sin embargo, yo que precisamente dirijo un medio digital, no puedo dejar de sentirme incómodo con todo esto. No soy ningún ludita y no me cierro a las ventajas (que algunas tiene) del formato digital y el streaming; tal vez simplemente sea un romántico que se aferra a un tiempo que ya no va a volver, pero me vais a permitir que ahora me vuelva a poner el vinilo de «Back in Black».

Comentarios

Comentarios