‘Trilce’ de César Vallejo

Perú, 1922
Poesía, vanguardia

Salgamos siempre. Saboreemos
la canción estupenda, la canción dicha
por los labios inferiores del deseo.

Si hay un escritor al que se podría considerar como el Miles Davis de la poesía, sin duda que ese sería César Vallejo, un poeta libre y audaz que se atrevió a cambiar el lenguaje y transformar el género.

Así, el libro más moderno de poesía jamás escrito en lengua española fue publicado en Lima en 1922. El mestizo fue uno de los precursores del Vanguardismo poético al componer un poemario enigmático que hizo correr ríos de tinta.

Cuatro años antes ya había publicado «Los Heraldos Negros», un oscuro trabajo modernista en el que Vallejo mostraba una capacidad de penetración que permitía a su poesía ir mucho más allá de las convenciones retóricas y tocar la fibra sensible del lector.

El poeta, que frecuentaba los círculos intelectuales y poéticos de Lima, especialmente el llamado Grupo Norte o Bohemia Trujillana, fue acusado por el incendio y saqueo de la casa de un comerciante del pueblo y estuvo preso en un calabozo de Lima durante cuatro meses, a pesar de que se cree que no estuvo involucrado.

Trilce. No busques la palabra en el diccionario. No existe. Esta palabra, que da título al libro, fue inventada por Vallejo, se cree que mediante un juego de distorsión verbal caprichosa. El primer poema de los 77 que componen el libro habla de las prisas que le metía el carcelero mientras hacía sus necesidades.

Quién hace tanta bulla y ni deja
testar las islas que van quedando.

A partir de ahí, Vallejo despliega un universo poético donde los problemas con la policía, las dificultades económicas o el hambre, llevan a la nostalgia de la infancia y el entorno familiar. Entremezclados con estos temas encontramos también versos sensuales, humor y, en general, un tono irónico y una rebeldía contra el establishment que empieza en el lenguaje mismo.

El autor borró a menudo los referentes de su poesía y deformó el lenguaje, creando palabras y modificando la sintaxis a su antojo. Numerosos críticos han intentado desentrañar qué significan determinados versos, ambiguos, misteriosos. Por mi parte, te invitaría a leer y disfrutar una obra que en diez años pasó de ser considerada un puro disparate a convertirse en un libro de culto universal.

Comentarios

Comentarios