Better Call Saul

3.8/5 - (37 votos)

Este spin off creado por Vince Gilligan y Peter Gould, funciona también a modo de precuela del personaje Saul Goodman, abogado -sin problemas para bordear la legalidad- de Walter White en «Breaking Bad» cuando este era, solamente, Jimmy McGill. O la historia de un hombre hecho a sí mismo. Un antihéroe, un paria, un perdedor que, a la sombra de su hermano (otrora abogado de prestigio, ahora un hombre enfermo aquejado de una psicosomática alergia a la electricidad que no sale de casa), estudia derecho tras un pasado de delitos menores, pero no consigue hacerse hueco en un mundo dominado por depredadores.

Se nos presenta así, la búsqueda del sueño americano versus la moral, bastante ambigua cuando no contradictoria, de un hombre que quiere ganarse el respeto y el éxito que tanto cree merecer, aunque continuamente se vea forzado a elegir qué camino seguir. De aquí, Vince Gilligan y sus showrunners sacan mucho provecho del carismático Bob Odenkrik y de algunos secundarios de la serie madre como el narcotraficante y psicópata Tuco o del ex policía reconvertido a matón del abogado, Mike (Jonathan Banks) al que se dedican dos capítulos, el quinto y el sexto y que genera algunas de las mejores perlas del humor negro, negrísimo, tan característico de la serie.

Formalmente la propuesta tiene muchos puntos en común con «Breaking Bad», colores saturados, uso de flash back o flash forward, inicios de capítulos que rompen la elipsis narrativa y unos títulos de crédito que son de lo más logrado. Ambientada en Alburquerque, Nuevo México (como no podría ser de otra manera), de nuevo.

En su libro «Hombres fuera de serie» (Ariel) el periodista Brett Martin abordaba el resurgir de una nueva edad dorada de la televisión gracias a series como «Los Soprano» o «The Wire» que abrieron el camino a otras como «Breaking Bad» del ya citado V. Gilligan. Estamos pues ante una nueva serie de alta calidad que consigue algunas de las más altas cotas del autor y que, sin duda forman desde ya uno de sus mayores aportaciones a las series de culto del siglo XXI. A la espera de una segunda temporada podemos decir que este «Better Call Saul» es uno de los productos más excitantes, complejos y reconfortantes de la actualidad. No se la pierdan.

Comentarios

Comentarios