Black Sabbath, la despedida que no fue y la historia que se repite

Llevo varios días dándole vueltas al asunto, y todavía no tengo muy claro qué pensar sobre la cancelación de ese supuesto concierto de despedida de Black Sabbath en Japón del próximo noviembre.

Hagamos memoria: a finales de marzo se anunció que Black Sabbath actuarían en Japón dentro del Ozzfest Japan, en lo que sería «la despedida del grupo», sin quedar muy claro si se refería a una despedida definitiva o únicamente a una despedida del público japonés. Algunos medios señalaban que incluso Bill Ward había sido invitado a participar. Parecía pues una despedida en toda regla (aunque, todo sea dicho, el baterista ha declarado que solo se prestaría a ello si recibiese una disculpa de Ozzy).

Sin embargo, unos pocos días después y con la incógnita todavía por despejar oficialmente, se conocía que la participación de Black Sabbath en el evento se había cancelado, siendo sustituidos por Ozzy Osbourne and Friends, al igual que ocurrió cuando Tony Iommi fue diagnosticado con linfoma hace unos años, como fuimos testigos en nuestro propio país los asistentes al Azkena Rock Festival 2012.

Las primeras miradas se dirigieron precisamente hacia Iommi, y no sin falta de lógica, porque al fin y al cabo y aunque esté controlada, su enfermedad no es ninguna broma. Hasta tal punto se propagaron los rumores que el mismo guitarrista se vio obligado a declarar que por el momento se encuentra perfectamente.

Sin embargo, para liar todavía más las cosas, ha sido Ozzy Osbourne el que ha cancelado recientemente un concierto en México para someterse a una «cirujía no especificada». ¿Podría estar Ozzy sufriendo entonces algún tipo de enfermedad grave? No parece el caso, puesto que si así fuese no tendría ninguna lógica que fuera él precisamente quien sustituyera en el cartel a Sabbath.

¿Qué es lo que está ocurriendo entonces? Nadie parece saberlo a ciencia cierta, salvo tal vez el círculo más cercano a la banda, así que lo único que podemos hacer es especular. En mi opinión, probablemente se trate de asuntos relacionados con el management. No sería extraño, los tira y afloja desde la reunión de la banda en los 90 no han sido infrecuentes.

De momento lo único que sí parece claro es que Black Sabbath planean grabar un último disco este año. Solo nos queda estar a la expectativa, cruzar todos los dedos que podamos y rezar para que, si finalmente la banda decide despedirse definitivamente también de los escenarios, tenga el detalle de visitar también nuestro país.

Actualización (17-4-15, 8:23): Ozzy Osbourne ha respondido al comunicado de Bill Ward en su web oficial.

Comentarios

Comentarios