The Kleejoss Band – Zaragoza (Sala López 20-2-15)

El pasado viernes The Kleejoss Band presentaba delante de su público su segunda obra, «Villa Modesta», disco que debería confirmarlos como uno de los grupos a tener en cuenta dentro de la escena rockera nacional. Decenas de amigos y conocidos se dieron cita en la Sala López, a pesar de una persistente lluvia que, por suerte, esta vez no desanimó a un público que quiso así mostrar su apoyo a la banda.

Así, pasados diez minutos de las diez de la noche, el cuarteto saltaba al escenario, sin necesidad de teloneros que caldearan un ambiente que ya parecía estar caldeado de por sí; en estos primeros compases, la banda arrancaría con dos de los temas de su debut, «Desert Blues» y «Black Molasses», material más familiar para el público.

Tras este espectacular comienzo, The Kleejoss Band se lanzarían ya a intercalar en el set list temas de la obra que acaban de estrenar, la citada «Villa Modesta», un disco que ya habían ido adelantando en parte a través de las redes sociales y que no era del todo desconocido para parte del respetable. Aún así, y como por otra parte es lógico, eran los temas de «Wind City Haze» los que mayores pasiones levantaban. Servidor, que todavía no había escuchado el disco, quiso intuir en la nuevas canciones una cierta luminosidad y menor densidad que en sus predecesoras.

The Kleejoss Band no se olvidaron tampoco de rendir pleitesía a algunos de sus héroes musicales vía versiones, como el «I’ve Got a Feeling» de The Beatles (recientemente la banda protagonizó un homenaje al famoso concierto de la azotea del cuarteto de Liverpool), y ya en los primeros bises «Cinnamon Girl» de Neil Young y «You Wreck Me» de Tom Petty y «Can’t You See» de The Marshall Tucker Band en los segundos.

Al filo de la medianoche, The Kleejoss Band darían por cerrado un bien aprovechado concierto en el que es cierto que lo tenían fácil, por aquello de presentarse ante su público, pero en el que no escatimaron en entrega, como tiene que ser. Los que ya los han visto recientemente en otros lugares seguro que saben de lo que hablo, y muchos otros lo sabrán en breve, puesto que les empiezan a llover las fechas por prácticamente las cuatro esquinas de la península (y Baleares). Y nosotros que nos alegramos.

Comentarios

Comentarios