‘La verdadera historia de Frank Zappa. Memorias’

Harto de leer historias sobre su persona que poco o nada tenían que ver con la realidad, en 1989 Frank Zappa decidió, con la colaboración del escritor Peter Occhiogrosso, contar en primera persona su vida. ¿Quién mejor que él para arrojar luz sobre los hechos que jalonaban su existencia y su carrera?

Afortunadamente, Zappa decidió llevar a cabo el proyecto editorial antes de que le fuese diagnosticado un cáncer de prostata, porque de lo contrario ahora no contaríamos con esta obra que la editorial Malpaso ha rescatado recientemente para su versión en castellano.

La editora además ha respetado, por expreso deseo de la viuda del músico, los encabezamientos originales de cada capítulo con su tipografía y las ilustraciones que acompañan el texto aquí y allí. También se han mantenido en su idoma original por el mismo motivo las letras de las canciones que se citan a lo largo de las más de 300 páginas de las que se compone la obra.

Una obra que no se lee, más bien se devora con avidez. En primer lugar, pocas biografías de músicos suelen resultar tan graciosas (y no por los hechos que cuenta, que a veces también, sino por cómo los cuenta). Pero es que además Zappa no tuvo problema alguno para atizar a aquellos que consideraba «atizables», desde la industria al stablishment de su país. A este respecto es especialmente destacable todo lo que cuenta sobre el PMRC y la campaña contra las «letras nocivas» en el mundo del rock, que acabaron con una bajada de pantalones de la timorata industria musical ante un grupo de presión formado por las esposas de conocidos «representantes» del pueblo (lo que acabó en las famosas pegatinas de «parental advisory» gracias, entre otras, a la mujer de Al Gore). Defendiendo sus principios, unos bastante más razonables además que los que parecían esgrimir sus «enemigos», uno no puede evitar no solo que le caiga bien un tío como Zappa, sino además plantearse «qué haría el tío Frank…» ante determinadas situaciones que hay que vivir en este podrido mundillo.

Bien es cierto que a partir de cierto punto, más o menos hacia mitad de la obra, Zappa abandona el tono casi humorístico para pasar a uno más ácido lanzando dardos a casi todo lo que se menea. Ahí es donde, por momentos, tal vez el libro pierda algo de fuelle, pero puedo afirmar que incluso sin ser un fan hardcore de Frank Zappa, estas memorias bien merecen una lectura. O dos. Tampoco estaría de más que las generaciones rockeras más jóvenes, que puede que incluso desconozcan a este hombre, leyeran un libro que más les va a abrir los ojos sobre la industria y aquellos polvos que nos trajeron los lodos que ahora nos tienen de mierda hasta el cuello.

«La verdadera historia de Frank Zappa. Memorias» está editado por Malpaso.

Comentarios

Comentarios