‘Los Señores: Notas sobre la percepción de imágenes’ de Jim Morrison

3.9/5 - (38 votos)

Título original: The Lords: Notes on vision
Jim Morrison
EE.UU., 1969
Poesía, ensayo cinematográfico
Traducción al español: Ana Mª Moix

Cada película depende de todas las demás y conduce a las demás. El cine era una novedad, un juguete científico, hasta que produjo una serie de obras, las suficientes para crear otro mundo intermitente, una poderosa, infinita mitología en la que sumergirse a voluntad.

Publicada en 1969 junto a “Las Nuevas Criaturas” (“The New Creatures”), “Los Señores” es una obra fascinante que revela a un Morrison intelectual que se acerca al ensayo. Lejos de esa imagen -creada precisamente por el cine- de un hombre en permanente estado de embriaguez, encontramos en este texto a un hombre lúcido y terriblemente culto, un auténtico pensador deseoso de discutir sus ideas en torno al hecho de la representación, el cine o el papel del hombre en la ciudad moderna.

A diferencia del resto de su producción poética, caracterizada por el verso libre, en esta obra Jim Morrison prescinde de la versificación en la mayor parte de las piezas, que se articulan como pequeños párrafos escritos a renglón seguido. Es por esto difícil clasificar esta obra como poesía, ya que de hecho es prosa. No obstante, es una prosa poética, escrita con el mismo lenguaje lírico, lleno de metáforas e imágenes que Morrison suele emplear. En el fondo del texto encontramos un carácter filosófico, muy cercano al ensayo artístico. Y simplificando -que a veces es lo más inteligente-, podemos decir que estos textos son justo lo que su título explica: notas.

Jim habla de la representación cinematográfica o escénica como de un ritual, una liturgia, muy en línea con el concepto teatral de la antigüedad, o el uso que de la representación hacen los chamanes; más como un acto curativo e introspectivo que como un mero entretenimiento. A la misma vez, hay una mirada crítica a la cultura del entretenimiento, la pasividad del espectador y el papel de la pantalla como un parapeto con el que el hombre actual se protege de la realidad. Conceptos como “los Señores”, son empleados por el autor para llevar al lector a la cuestión principal de toda su obra: la esclavitud mental a la que el ser moderno está sometido y la celebración dionisíaca como medio de emancipación.

La obra está traducida al español por la poeta Ana Mª Moix, miembro de los míticos Nueve Novísimos Poetas Españoles, que falleció el 28 de febrero de 2014.

Comentarios

Comentarios