Bigelf: entrevista con Damon Fox

3.8/5 - (31 votos)

“Nunca quise acabar con Bigelf”

A comienzos de este año Bigelf editaron “Into the Maelstrom”, su primera obra de estudio en seis años. Tiempo en el que poco se supo de la banda de Damon Fox, que parecía estar en suspenso indefinidamente y que la insistencia de Mike Portnoy rescató de esa especia de limbo en la que había entrado. En unos días los tendremos por aquí de gira con Fox al frente y una renovada formación de directo en la que se incluye a su hijo Baron en la batería (en algunas pocas fechas europeas la banda contará con Portnoy) y John Wesley de Porcupine Tree a la guitarra, junto al otro miembro que todavía se mantiene desde la anterior encarnación, Duffy Snowhill. Hablamos con el locuaz Damon, que nos puso al corriente de todo lo relacionado con la banda, el disco y este prácticamente inminente tour por nuestro país.

– Lo primero de todo, permíteme decirte que me ha gustado mucho “Into the Maelstrom”. De hecho tengo que reproducir el CD a diario. ¿Crees que es tu mejor trabajo hasta la fecha?

– ¿El mejor trabajo hasta la fecha? Es una pregunta difícil y con miga. Me siento bastante satisfecho con este disco. Creo que si haces unas cuantas categorías, que es lo que yo hago porque trabajo de ese modo, con categorías… por categoría (sonido, producción, canciones, letras, la mezcla del disco,… todo en defintiva), estoy probablemente lo más cerca a la satisfación plena con este. Fui capaz de mantenerme al margen de las mezclas y dejar que lo hiciese Alain Johannes, que ha trabajado con Queens of the Stone Age, Them Crooked Vultures y que además tiene su propia banda, Eleven. Me gusta. Siempre intento… hay cosas en los discos que me gustan y cosas que no. La clave es simplemente intentar tener perspectiva de por qué estás grabando y ver si estás haciendo algo que no es bueno o si estás cometiendo un error… pero sí, me gusta. Creo que es bueno.

– Han pasado seis años entre “Cheat the Gallows” y “Into the Maelstrom”, el mayor espacio de tiempo entre discos en la historia de la banda. He leído que fue Mike Portnoy quien te convenció para volver con la banda. ¿estabas decidido a terminar con Bigelf cuando os tomásteis un descanso en 2010? Y si fue así ¿Por qué?

– Nunca tuve la intención de que hubiera un largo espacio de tiempo entre “Cheat the Gallows” y “Into the Maelstrom”. La explicación larga que voy a intentar resumir es que hicimos “Cheat the Gallows” en 2008, pero como no teníamos distribución en todo el mundo en realidad salió en Europa en 2009 y después en 2010 en Asia. Así que para cuando terminamos de girar a finales de 2010 íbamos a parar y tomarnos un descanso y ponernos a grabar como pronto en 2011. Por desgracia había tensión y problemas personales entre miembros individuales de la banda que no tenían que ver con relaciones interpersonales en la banda… y creo que había una energía que había crecido en la banda… y nos tomamos un descanso, que fue en su mayor parte cosa mía. Pero parece que era lo correcto, porque no creo que la gente fuera consciente del cariz de lo que estaba pasando. En cualquier caso, yo me encontraba bastante deprimido con la vida y considerando seriamente no volver a hacer nada con Bigelf. Y los orígenes de lo de Mike Portnoy vienen porque entonces él estaba atravesando mucha mierda con lo de Dream Theater también, atravesando un momento difícil con el grupo. Y me llamaba y me preguntaba “¿qué pasa con el nuevo disco? ¿Lo vas a hacer? ¿No lo vas a hacer? bla bla bla”, hasta que llegado un momento simplemente le dije “oye tío, la única manera de que oigas nuevo material es si tocas en el disco nuevo porque no tengo banda, no tengo batería, todavía mantengo una relación muy cercana con Duffy Downhill, así que todavía está en Bigelf”. Y así es más o menos como empezó. Le mandé algunas demos, cuando estaba en L.A. nos juntábamos, ya en 2012 y… ya sabes… yo nunca quise acabar con Bigelf, pero cuando estás dolido y confuso no tienes una visión perfecta de las cosas y entras en una espiral negativa.

– Hablando de Portnoy, creo que es uno de los mejores baterías de nuestro tiempo, ¿cómo es trabajar con él?

– Sí, Mike es increíblemente eficiente. Éramos amigos porque abrimos para Dream Theater durante alrededor de 18 meses. Él era fan de la banda, así que yo sabía que admiraba nuestra música, que habría interés y el espíritu sería el correcto. Y que estaría excitado detrás de la batería. Además traería un enfoque más moderno a la batería y una energía diferente para llevarlo a una dirección diferente. Por lo tanto yo estaba preocupado porque su estilo es bastante diferente pero tenía fe porque conoce muy bien la música y le gusta de todo, ya sabes… tanto rock and roll como otras cosas… es un gran tipo y tuvo mucho respeto por las partes de las canciones. Las demos que yo le mandé, que ahora son temas de Bigelf pero que entonces eran solo Damon Fox,… tocó un montón de esas demos. Mike fue muy elogioso y respetuoso con las partes de las canciones y con la dirección a la que estaban encaminadas y, si acaso, yo era el que le decía “vamos a meter una parte de batería más grande aquí”. Es un gran batería, obviamente.

– Sin embargo creo que no forma parte de la formación de directo, ¿quién le sustituye?

– Mike no forma parte de la banda de directo. Hicimos la “Progressive Nation at Sea Cruise” con él, que fueron solo dos shows. Y para “Into the Maelstrom European Tour”, que empieza en unos días, va a hacer nueve fechas de los 25 o 26 shows; mi hijo Baron Fox es el nuevo batería de la banda. Es bueno y [traerá] nueva energía. Lleva a Bigelf en el ADN de su sangre, obviamente. Es una buena combinación del sentimiento de Steve Frothingham y respetando las partes de todos los anteriores… tiene una forma encantadora de tocar la batería y respeta el legado de Bigelf. Baron viene más de la nueva escuela de baterías, él no… él escucha a Bonham y tal, pero él no viene de ahí. Él creció con Portnoy y todos esos tíos. Entiende muy bien las cosas que hace Portnoy. Es una muy buena incorporación.

– Por cierto, ¿qué nos puedes contar de los nuevos miembros de la banda?

– Bien, para el álbum… traje a Luis Maldonado, estaba por ahí a mano porque hemos sido amigos desde hace tiempo. Estaba ahí cuando hicimos “Control Freak”. Le traje hacia mitad de la grabación del disco para que hiciera algunos solos y pusiera algo de color. Quería tener a músicos inteligentes, éramos simplemente Duffy, Portnoy y yo. Principalmente toco yo la guitarra. Luis hizo el tour veraniego pero no podía hacer este de otoño. Así que llamamos a nuestro colega John Wesley de Porcupine Tree y él será en realidad el que haga esta gira con nosotros… sí, ha sido (risas) una aventura excitante supongo, con John Wesley y Mike Portnoy. Es un poco como una superbanda progresiva. Tal vez no una superbanda pero sí algo interesante de ver, definitivamente.

– Grabaste tú mismo casi cada instrumento del disco y también lo produces, ¿fue difícil para ti atravesar todo este proceso?

– Sí… eso fue… quiero decir que nunca quise que este disco se centrase en mí. Tenía las partes de batería de Portnoy y tenía que poner cada uno de los breaks en su sitio para hacer un disco… Los otros discos de Bigelf éramos una banda, cuatro tíos grabando. Ya sabes, para cuando habías terminado 10 o 14 canciones ya tenías un disco hecho, tanto las voces como… ya sabes, todo el mundo hace sus overdubs o arregla algunas partes, añadiendo voces, teclados… lo que sea. Así que, para mí… cuando con la otra banda ya habría estado hecho, fue un verdadero desafío. Había mucha presión para salir airoso en relación con los antiguos miembros de la banda. Todos y cada uno de ellos son como hermanos para mí y quería hacer justicia a su legado pero también quería hacer algo diferente. Sí, fue mucha presión y me sobrepasaba tener que hacer todo. Y… cómo podría decirlo… iba por una senda oscura sin una antorcha, sin una luz, ¿sabes? E hice todo por instinto, de verdad. No hubo mucha planificación canción a canción, instrumento por instrumento, qué canciones hacer primero… Hice todo el proceso guiado por el instinto y la intuición.

– Una cosa que destacar sobre “Into the Maelstrom” es la temática de ciencia ficción de las letras. ¿Es una especie de álbum conceptual? ¿Qué nos puedes contar sobre esas letras?

– Eeeeh… hay un cierto concepto en el álbum. Estaba liado con esta idea de la máquina del tiempo, pero no se trata de una máquina del tiempo física como la de H.G. Wells o las que se ven en las películas, cuando viajas adelante y atrás en el tiempo y hablas con la gente en un contexto físico real. La máquina del tiempo de este disco es más mental, de sentarte en tu silla y analizar mentalmente el futuro y el pasado, los miedos y el dolor… esas cosas de la vida que son el catalizador del cambio para convertirte en una persona mejor y afrontarte a ti mismo. Eso es de lo que trata “Into the Maelstrom”, de mirarse al espejo, lo que creo que es algo difícil para todos, mirarse a los ojos… es sin lugar a dudas para mí uno de esos momentos.

Sobre la ciencia ficción, siempre he estado fascinado con lo apocalítico, el fin del mundo y ese tipo de cosas desde que era niño. Es lo que tiene haber crecido en los 70, con el cine de esa década y de finales de los 60, “El planeta de los simios”, y no solo eso, no solo el cine de los 60 y 70, máquinas del tiempo… cosas como esas. Todavía tengo un montón de sueños con “Mad Max” y “Road Works”,… solía verlas en la TV por cable en Los Angeles con mi mejor amigo (risas). Ya sabes, cuando las ves como adulto es simplemente una película, pero cuando tienes 9 años da miedo y así es como piensas que podría ser el futuro. Tuvo mucho impacto sobre mí. Esas otras películas… no recuerdo ahora mismo… sí, “Incredible Time Machine”… hay unas cuantas cosas… “Hypersleep”… que combinan emociones con sentimientos apocalípticos y… amor, dolor, pérdida… Como he dicho no planeé para mí letras o una temática de ciencia ficción como al final salieron. Simplemente ocurrió por el camino. Tengo tantas canciones que simplemente depende de …. tenía una canción como “Incredible Time Machine” que escribí en 1991, cuando tenía 21 años, que yo siempre supe que tenía que ser el tema de apertura de un disco pero… nunca entró en ningún disco. Esta parecía ser por supuesto la buena porque originalmente “ITM” era su propio disco, y me di cuenta de que tenía otro grupo de canciones que se titulaban “Into the Maelstrom” y caí en la cuenta de que ambos acabaron formando el concepto para este disco. Sí, intento no explicar mucho porque la gente tiene su propia interpretación y no quiero estropear lo que la gente piensa sobre mis discos… nuestros discos. Nunca olvidaré cuando escuché una entrevista con Jethro Tull en una radio de aquí de L.A. hace años. Yo soy fan, amo “Aqualung” y todo su concepto. Es un gran álbum conceptual. Y el entrevistador les dice “es uno de los mejores álbumes conceptuales jamás grabados” y le responde con ese acento británico “no es un álbum conceptual” (risas). Así que dejo que la gente interprete lo que quiera.

– Estaréis de gira por España en noviembre. No va a ser vuestra primera vez en nuestro país pero sí como cabezas de cartel si no me equivoco. ¿Podrías describir cómo es un concierto de Bigelf?

– En realidad esta será nuestra segunda vez como cabezas de cartel. Giramos como cabezas en 2010 con la banda canadiense Priestess abriendo para nosotros y esta vez casualmente tenemos a otra banda candiense, Bend Sinister. El show de Bigelf es crudo, con mucha energía. Bigelf creo que se basa en nuestro carisma, nos centramos en el momento, va más sobre la pasión, más sobre… no seguir un guión, tratamos de ser espontáneos y hablar con la audiencia, hacer cosas… Intentamos mezclar el set, pero realmente … a través de las fechas europeas porque tendremos a Mike Portnoy con nosotros… hey quién sabe, tal vez tengamos alguna avería o algo así (risas) porque usamos todo este material antiguo en el escenario. Suele ser un gran momento. Me gusta darle a la audiencia algo real, algo con corazón y alma que vayan a recordar porque sé que la gente no ve música en directo actualmente y quiero darles algo que valga lo que han pagado.

– De acuerdo, esta es la última pregunta: ¿quieres añadir algo para tus fans españoles?

– Espero que todos vengáis a los conciertos, va a ser una oportunidad única en la vida con Mike Portnoy y John Wesley y además la última vez que estuvimos en España no estuvo tan bien promocionado, así que con suerte esta entrevista llegará a un montón de gente y os veré en los shows dispuestos para un poco de “motherfuckin’ rock and roll”. Nos vemos.

Podéis consultar las fechas de la gira española de Bigelf en el siguiente enlace.

Comentarios

Comentarios