Starroy – Zaragoza (La Ley Seca 8-10-14)

Los norteamericanos Starroy daban carpetazo final a su segunda gira por nuestro país el pasado miércoles en Zaragoza. La sala La Ley Seca acogería su segunda también actuación en la capital maña, que inmersa como está estos días en plenas fiestas patronales recibió, esta vez sí, con mayor asistencia de público a los de Arkansas. Un público que se mostró también más participativo y acompañó en todo momento a la banda de Jonesboro, que con su nueva formación y nuevo disco bajo el brazo, «Mixing the Pain», ofreció un largo e intenso concierto que dejó satisfechos tanto al público como a la banda.

A las 22:15 iniciaron Starroy su descarga con una larga intro instrumental que dio paso a «Empty Cup», el tema contenido en «Mixing the Pain», y que sería una especie de aviso de lo que íbamos a presenciar: una equilibrada mezcla de lo que era la banda en su primer disco, «Ocho for Willow», y su versión más directa del segundo; con dos guitarristas en perfecta sintonía, uno aportando más peso al conjunto y el otro con maneras más pirotécnicas pero totalmente complementarias, se enfrascarían varias veces en unos duelos con sus instrumentos que nos traerían a la memoria a Allman Brothers en más de una ocasión, pero también otros nombres como Gov’t Mule por ejemplo. El resto de la banda no se quedaría atrás, con improvisaciones y largos desarrollos instrumentales en los que también tendrían protagonismo bajo y batería, y con un vocalista que mantenía su garganta en perfectas condiciones a pesar de los kilómetros recorridos.

Tal sería la sintonía alcanzada con el público, que este «obligaría» a Starroy a realizar un segundo bis -aunque en el primero ya se habían alargado con tres canciones- coreando el celebérrimo «oeoeoeoeoe» (en realidad la banda llevaba en su set list cuatro canciones previstas para los «encores», pero está bien que pareciera totalmente improvisado el gesto).

FInalmente, y tras casi la hora y tres cuartos de concierto, Starroy abandonaron definitivamente el escenario de La Ley Seca dejando un buenísimo sabor de boca y rostros de felicidad entre todos los asistentes.

Comentarios

Comentarios