Tesla – ‘Simplicity’ (Frontiers 2014)

Parece mentira pero ya han pasado casi tres lustros desde que Tesla decidieron volver a tocar juntos como banda. Y en todo este tiempo no es que se hayan prodigado excesivamente con material propio (su anterior álbum de estudio compuesto por material original data del año 2008), por lo que la edición de «Simplicity», además de ser una buenísima noticia para los fans, nos pilló a algunos bastante de sorpresa.

Una vez ya escuchado «Simplicity», lo primero que tenemos que decir es que nos encontramos ante un disco que es sin ninguna duda lo más clásico que la banda haya grabado nunca. Alejados de las influencias más contemporáneas que asomaban en «Into the Now» o «Forever More» (influencias que no obstante encajaban perfectamente en el sonido de la banda en el nuevo milenio), y probablemente igual de equidistantes de su sonido clásico de mediados de los 80, Tesla se han destapado con un álbum en el que suenan más atemporales que nunca, ajenos a modismos o tendencias y facturando simplemente hard rock que, de fijarse en alguna época, sería en la década de los 70.

Es obvio que Jeff Keith no es el mismo vocalista de antaño y ya no alcanza según qué registros. Y tal vez ello tenga que ver en que entre los nada menos que catorce temas de los que se compone «Simplicity» encontremos cierta inclinación hacia los medios tiempos; pero no es menos cierto que también hay temas netamente rockeros y que algunos de los mejores riffs y estribillos de la segunda etapa de la banda están también contenidos en este disco, algo que probablemente lo convierta en el mejor álbum de los de Sacramento en el siglo XXI. Y ello a pesar de que la duración, cerca de 70 minutos, tal vez resulte excesiva en las primeras escuchas.

Si «Simplicity» representa lo que algunos llamarían «álbum de madurez» es algo que todavía está por ver; lo que sí podemos afirmar es que es un disco que no debería decepcionar a ninguno de sus fans, a pesar de que hayan rebajado las revoluciones.

Comentarios

Comentarios