Jace Everett – Zaragoza (La Ley Seca 7-5-14)

3.7/5 - (35 votos)

Tal y como está la industria musical hoy en día, lo mejor que le puede pasar a un artista es que se incluya uno de sus temas en alguna serie de éxito. Porque la televisión (la no musical, se entiende, aunque alguna que surgió como tal hace tiempo que dejó de serlo), ahora que apenas se venden discos y que la promoción suele ser bastante rácana, se está convirtiendo en el mejor escaparate para hacer llegar la música al mayor número de personas posible.

Eso es lo que le ocurrió a Jace Everett con la serie «True Blood» y su «Bad Things» (uno de sus «dos éxitos en los Estados Unidos», como él mismo dijo durante el concierto), lo que propició que en su primera visita a la península este tejano afincando en Nashville lograra agotar todas las entradas de La Ley Seca. Y no lo digo como algo negativo sino más bien al contrario, porque es reconfortante ver conciertos en los que predominan las caras nuevas.

Presentándose en formato dúo con su «hermano» y genial guitarrista Dan Cohen, la pareja arrancó el concierto sin mediar palabra, aunque esa no sería la tónica ya que ambos se esforzaron por comunicarse en español con la audiencia, sobre todo un Everett al que se le veía mucho menos suelto que a Cohen. Aún así no paró de bromear y de animar al público entre canción y canción durante todo el show.

Armados únicamente con la Fender de Cohen y la acústica de Everett, los dos dotan a los temas de un aire hipnótico, reforzando su carácter fronterizo con las slides del primero, quien por cierto también tendría su momento de protagonista absoluto cuando hacia los 40 minutos de concierto y en solitario interpretó dos canciones propias. Tras la reincorporación de Everett, arremeterían con ese éxito que es el citado «Bad Things» y que levantó tal y como era previsible la mejor respuesta de la noche en un concierto que se alargaría hasta aproximadamente la hora y 20 cuando, sin posibilidad de apearse del escenario, cerraron el concierto con el «Not Fade Away» de Buddy Holly.

Tras la experiencia, podemos decir que Jace Everett no es un artista de un par de singles como podría pensarse. Al contrario, estamos ante un músico muy sólido que además de buen compositor, es un gran performer que puede defender su repertorio sin problemas incluso en un formato semi-desnudo. Ojalá esta sea la primera de muchas visitas.

Comentarios

Comentarios