Miss Chain and The Broken Heels: entrevista

«Estábamos tan impresionados cuando conocimos a Billy Bragg que empezamos a llorar»

Los italianos Miss Chain & The Broken Heels comienzan extensa gira estatal tras más de 110 conciertos desde la edición de su disco «The Dawn». Auténticos warriors de la carretera, hablamos con su bajista Franz Barcella pocas horas antes de que se zampen un Milan-Bilbao del tirón. Por lo que parece esto es un juego de niños para esta banda que empezó clasificada como power-pop pero que han sabido evolucionar sin hacerse mayores del todo. Muy recomendables.

– Hemos disfrutado mucho con los nuevos sabores que se encuentran en «The Dawn». Se editó hace un año. ¿Ya estáis trabajando en material nuevo? ¿Por dónde van los tiros esta vez?

– ¡Oh, gracias! ¡Estamos muy contentos con este disco! Nos ha permitido viajar mucho y hacer grandes amistades. Hemos hecho más de 110 conciertos desde que lo editamos, ¡así que parece que fue hace 10 años! Astrid ha estado super productiva e inspirada últimamente… está constantemente escribiendo, y ya nos ha mostrado algunas canciones e ideas con las que estamos muy excitados. Algunas siguen el camino que iniciamos con «The Dawn», quizás expandiéndolo. Otras son diferentes, creo que tienen un toque algo Doo-Wop! Quizás estrenemos alguna en esta gira… Por cierto, para celebrar el cumpleaños de «The Dawn», hemos decidido regalarlo como descarga gratuita a cualquiera que desee escucharlo durante nuestra gira por vuestro país, aquí. ¡Tan sólo tenéis que clickear en «Buy Now» y añadir un 0 como oferta!

– La gira que habéis hecho recientemente junto a Kepi (Groovie Ghoulies) por USA de 6 semanas suena como una verdadera aventura para una banda independiente como vosotros. ¿Cuáles fueron los momentos más fulgurantes de la misma y cómo empezasteis la colaboración con Kepi?

– ¡Jesús! ¿Qué puedo decir? Fue una experiencia fantástica e inolvidable. Siempre hemos sido fans de Kepi (y de su banda los Groovie Ghoulies), desde pequeños. Solíamos ir a verles a todos los squats en nuestra zona, y esos fueron algunos de nuestros primeros conciertos de punk a los que asistimos. Desde entonces, le hemos ido conociendo más y más. ¡También queriéndole más y más! Yo personalmente he girado mucho con él ya que trabajo en mi propia agencia de management, Otis Tours. Tocamos juntos en un festival en Moss (Noruega) y hablamos de colaborar de alguna manera en una gira. Le gustó la idea de tener una banda que pudiera darle un toque diferente a sus canciones, algo más garagero y «americana», saliéndose un poco del estilo punkrock que suele hacer. La gira fue larga y maravillosa, tocamos 51 conciertos en 28 días, ya que también le hacíamos de banda a Kepi aparte de hacer nuestro show. Cruzamos 23 estados, y viajamos 8,000 millas (13,000 km), una pasada. Hubo muchísimos momentos mágicos. Yo personalmente destacaría encontrarnos con Billy Bragg. Kepi le conoce bien y fue muy amable con nosotros, dedicándonos una tarde entera antes de su concierto en Kent, OH. Somos muy fans, MUY fans. Y hablamos de fútbol, de girar, de Phil Ochs… de camino a nuestro concierto estaba tan impresionado que empecé a llorar (literalmente). Y luego Astrid también lloró, ¡porque me vio llorar a mí! Kepi pensaba que estábamos de broma porque Billy Bragg nos había invitado a su concierto y no podíamos ir porque teníamos que tocar también nosotros en otro sitio. Y no paraba de decirnos «¡Venga chicos! ¡Que nuestro concierto también estará de puta madre!».

– «The Dawn» tiene un gran sonido, muy vintage. ¿Qué tipo de estudio usasteis y cómo os enfrentasteis a la grabación?

– ¡Muchas gracias! Lo hicimos en los estudios de nuestro batería Bruno. Se llama TUP Studio, y es fantástico! Echarle un vistazo aquí. Tienen muy buen equipo pero, lo más importante, una gran cultura y gusto musicales. Y ESO es lo que realmente marca la diferencia. El estudio tiene un apartamento así que nos mudamos allí para aislarnos durante todo el período de grabación. Grabamos en cinta, totalmente en directo. No hay ediciones ni correcciones digitales. La vida no es perfecta, ¿así que por qué deberíamos serlo nosotros? Los dos socios de Bruno son Pierluigi Ballarin, que produjo el disco, y Alessio Lonati, que se ha convertido en nuestro quinto miembro para esta gira que empezamos ahora mismo en vuestro país. Tocará teclados, guitarra acústica y cantará. ¡Así que de algún modo lo mantenemos todo «en familia»!

– Para una banda que gira tanto como la vuestra, ¿cuál es el secreto para manteneros juntos con la misma formación durante tanto tiempo a pesar de las dificultades que encontraréis en la carretera tan a menudo?

– Somos amigos y compartimos la misma gran pasión por la música. Simplemente es eso. No hay mercenarios ni nadie que esté metido en esto para tratar de triunfar haciendo algo que dé dinero. Somos tanto una familia que por supuesto que hay discusiones y una necesidad imperiosa de privacidad de vez en cuando. Pero constantemente nos recordamos unos a otros lo suertudos que somos de poder hacer todas estas cosas gracias a la banda.

– ¿Alguno de vosotros tiene proyectos paralelos de los que deberíamos enterarnos?

– Bueno, la banda nos mantiene muy ocupados, pero también tenemos otros proyectos, sí. Astrid y Silva tocan a menudo en plan acústico para fiestas bajo el nombre de Bevily Brothers. Hacen versiones pero también tocan algunas de Miss Chain. Bruno y yo tocamos como banda de Nikki Corvette, junto a Hervè de los Peawees. La banda se llama Nikki Corvette & The Romeos. Hemos hecho dos giras europeas y grabado un 7″ con ella. Aparte, Silva tiene mucha actividad en solitario como Phill Reynolds, y también toca en diferentes bandas como Radio Riot Right Now, Key Movement…

Miss Chain & The Broken Heels estarán actuando por todo el estado a partir de hoy mismo, podéis consultar todas las fechas en el siguiente enlace.

Comentarios

Comentarios