Hendrik Röver: entrevista

«Los puristas me la refanfinflan»

La carrera de Hendrik Röver es ya lo suficientemente longeva como para que podamos considerarlo todo un veterano. Ya sea al frente de Los Deltonos, en su más reciente faceta en solitario o al frente de su estudio de grabación, Röver lleva toda una vida dedicada a la música y demostrando que el Rock es perfectamente posible en castellano. Hablamos con él a cuenta de «Norte/Oeste», su más reciente álbum (o álbumes) en el que nos sumerge en una serie de sonidos que remiten directamente a Norteamérica, pero que está hecho y muy bien, por cierto, en plena Cantabria.

– Enhorabuena por «Norte/Oeste», me han encantado. ¿Estás satisfecho con cómo quedaron?

– Muchas gracias. Completamente satisfecho. No cambiaría ni una coma. También es cierto que en cuanto acabo un disco no suelo volver a oírlo porque ya suelo estar a otra cosa. Así le saco menos fallos.

– Editar dos discos simultáneamente en los tiempos que corren ¿no es una apuesta demasiado arriesgada?

– Yo lo considero un solo disco empaquetado en dos partes. Dos discos mellizos. Además no se pueden conseguir por separado… por lo que para mí fue la apuesta habitual.

– Háblanos de la concepción de «Norte/Oeste»: cómo surgió la idea, por qué dos discos y las dificultades de sacar adelante un proyecto así.

– El punto de partida fue que me tocaba grabar mi tercero en solitario. Miré entre las canciones que tenía, escogí 20 y acabé grabando 18 en mi habitual estilo JuanPalomo: Miki Álvarez a las baterías y yo mismo todo lo demás, en mi estudio GuitarTown, sin presión ninguna. Como suele pasar cuando ví que empezaba a aturullarme lo dí por concluído.

– Vistos los resultados y ahora que ya ha pasado un tiempo ¿ha merecido la pena?

– Siempre merece la pena. Las canciones están para airearlas. Hay que sacárselas de encima para hacer sitio para las siguientes.

– Ambos discos fueron grabados también a la vez, ¿qué los diferencia y qué los une y cuál es el significado de sus títulos?

– Cuando vi las 18 juntas me pareció muy largo para un sólo disco. Las separé por ambientes. Oeste mas Honky tonk, el disco para el coche, y Norte mas folk/americana (sea lo que sea eso), el disco para el sofá.

– ¿Podemos esperar pues una continuación titulada «Sur/Este»?

– No sé yo… Sobre todo (con todos mis respetos) no sabría que hacer con el sur.

– Este acercamiento al folk norteamericano (no me gusta el término «Americana») se me antoja bastante acertado. Ahora que desde las posiciones más recalcitrantes del indie patrio parecen querer apropiarse de este tipo de sonidos que tienen mucho más que ver con el rock que con el pop ¿has notado algún tipo de rechazo desde alguna de las atalayas del indie de este bendito país?

– Rechazo ninguno, probablemente también porque ignoran mi existencia, (risas)… y eso que estoy convencido de que a más de uno le gustaría.

– Por cierto ¿te planteaste en algún momento utilizar el inglés para las letras? Tal vez a los más puristas les resulte difícil de digerir un estilo tan netamente americano cantado en español, aunque debo decir que a mí personalmente no me chirría para nada.

– ¡Cuesta demasiado escribir, corregir y pulir una letra como para que luego no entiendan lo que dices! La inteligibilidad facilita enormemente la empatía. Los puristas me la refanfinflan. Es una enfermedad tratable simplemente abriéndose de orejas. La base de mis canciones puede ser americana (evolución de canciones llevadas por emigrantes europeos, todo sea dicho) pero las historias pasan aquí mismo, a la vuelta de la esquina y uno puede identificarse con los personajes porque conoce a alguien así. Eso las convierte en canciones de aquí.

– Ya llevas un tiempo presentando los discos en directo, ¿qué tal la respuesta del público?

– Muy buena. Eso lo ves cuando desde los primeros conciertos ves que la gente se sabe las canciones nuevas. En ese aspecto suelo ser un privilegiado, el público me trata muy bien y lo agradezco mucho.

– ¿Y la crítica?

– Lo mismo. No tengo queja alguna.

– ¿Cuáles son tus planes más inmediatos? ¿Reactivarás a Los Deltonos tras este viaje?

– Son dientes consecutivos del mismo engranaje. Mientras presento «O/N» ya estoy maquinando la siguiente entrega de Los Deltonos.

– Antes de terminar ¿quieres añadir algo para nuestros lectores?

– Hasta ahora siempre había presentado mis discos en formato acústico y casi siempre solo. Esta gira la estoy haciendo en formato trío con contrabajo y batería. No sé cuánto tiempo podré pagarlo (risas). Si os gustan las canciones y me acerco por vuestra ciudad yo no perdería la oportunidad…

Y no olvidéis mis dos gritos de batalla: «El rock americano es posible en castellano», «¡¡No temáis a los cantautores!!»

Hendrik Röver estará presentando en directo «Norte/Oeste» en Madrid (14 de marzo, La Boite) y en Daimiel (15 de marzo, LCR Live).

Comentarios

Comentarios