Nashville Pussy – ‘Up the Dosage’ (Steamhammer/SPV 2014)

Nashville Pussy – ‘Up the Dosage’ (Steamhammer/SPV 2014)
3.9 (78.86%) 35 votes

Recién editado está «Up the Dosage», el nuevo trabajo de los incombustibles Nahsville Pussy. Y ya iba siendo hora porque su álbum anterior, «From Hell to Texas», fue lanzado en el año 2009 y ya ha llovido bastante desde entonces. No podemos quejarnos no obstante, por el camino Blaine Cartwright nos ha dejado un tremendo álbum y una gira al frente de Kentucky Bridgeburners.

Producido por la propia banda y mezclado por su amigo Brian Pulito (Shinedown), «Up the Dosage» cuenta con el debut en estudio de Bonnie Buitrago en sustitución de Karen Cuda, obligada a abandonar por problemas físicos. También hay que mencionar a Eddie Spaghetti, quien ayudó a Cartwright co-escribiendo tres de los trece temas (quince en la versión vinilo) además de participando en los arreglos del resto.

¿El resultado? Probablemente el disco más completo y variado de Nashville Pussy, pero manteniendo a la vez la identidad y el sonido de la banda. Sonido, por cierto, que con la participación de Pulito es mejor que en cualquier otra obra del grupo. Nashville Pussy continúan con su particular sentido del humor (que se filtra en títulos como «Everybody’s Fault But Mine» o «The South’s Too Fat to Rise Again»), pero también se han atrevido aquí con nuevos registros y con canciones que musicalmente, como reconoce el propio Cartwright, hacen clara referencia (u homenaje, según se mire) a nombres como Black Sabbath («White and Loud», escrito por Ruyter), Aerosmith («Till the Meat Falls Off the Bone») o cómo no Motörhead («Rub It to Death»); pero también hay que señalar una joya de apenas dos minutos como es «Hooray For Cocaine, Hooray For Tennessee», donde Nashville Pussy se adentran en el country con el concurso del dobro y la mandolina. No se acaba ahí la historia de «Up the Dosage», puesto que como favorito personal debería citar «Beggining of the End», un auténtico pelotazo de hard rock clásico con unos enormes coros en el que Nashville Pussy suenan mejor que nunca.

Viendo estos resultados, está claro que la espera de cuatro años ha merecido la pena. Nashville Pussy no son ya aquel combo de salvaje y desbocado Rock and Roll, aunque sigan manteniendo parte de aquella herencia; han sido capaces de aportar más registros a su sonido y con «Up the Dosage» demuestran que ya se han convertido en todo un clásico de la escena. Los tendremos en una semana girando por aquí para demostrárnoslo (consultar fechas aquí).

Comentarios

Comentarios