The Final Countdown: el balance del 2013

Ya sabéis que en Rock and Roll Army no nos gusta demasiado hacer listas con lo mejor del año (cada uno tendrá la suya, ¿por qué íbamos a ser tan nosotros tan pretenciosos de creer que la nuestra os iba a aportar algo?). Por eso, este artículo tiene más de reflexión que de resumen del año que se acaba.

¿Y qué nos ha dejado el 2013 a Rock and Roll Army? Lo cierto es que ha sido un año movido en el que, así a bote pronto y sin hacer cuentas, probablemente hemos publicado más entrevistas que nunca, pero sin descuidar otras secciones. Creo que fue el año pasado cuando decíamos que estábamos en un período de transición que no se sabía muy bien adónde nos llevaría. Pues bien, desde dentro es muy difícil apreciar los cambios, pero recurriremos a los datos objetivos para señalar que hemos consolidado nuestra audiencia e incluso la hemos aumentado. Si tiene que ver con la línea más autárquica que implantamos tras la última grave crisis que atravesamos, eso no podemos asegurarlo a ciencia cierta, pero sí que parece haber algún tipo de relación. Y por autárquica queremos decir menos dependiente de los grandes medios internacionales, a diferencia de lo que hacen una gran mayoría de nuestros homólogos cibernéticos, que fusilan noticias sistemáticamente sin ningún sonrojo; suponemos que nuestros lectores no son gilipollas y que prefieren otro tipo de información y no refritos y malas traducciones de NME, Billboard o Rolling Stone.

Todo no es positivo, claro. La cantidad de entrevistas que, después de preparadas, pasan a dormir el sueño de los justos, los discos que se quedan en el tintero por falta de tiempo o la imposibilidad de llegar a todo lo que nos gustaría en cuanto a eventos llega a resultar un tanto frustrante a veces, pero son gajes del oficio. El caso es que de eso ha habido mucho este año también. Igual que polémicas estúpidas (afortunadamente contadas), alimentadas por el anonimato que permite la red y en las que nunca hay posibilidad de réplica porque el jurado de palmeros y de descerebrados sin criterio ya ha dictado sentencia inapelable. No es nada nuevo tampoco, pero duele especialmente cuando se trata de opiniones desconocedoras de todo el trabajo que hay detrás. Al diablo con ellos.

Finalmente no queremos dejar de recordaros, ya que nos hace mucha ilusión, que recientemente hemos lanzado nuestra nueva camiseta. Varios años han pasado desde aquellas camisetas con el logo original de la web que se agotaron en un breve lapso de tiempo. Ahora para todos los que nos habéis preguntado a lo largo de los años por ellas, tenemos unas nuevas que, como mínimo, están a la altura de aquellas. Ayudádnos a que se conviertan también en legendarias y de paso a que dentro de un año podamos volver a desearos un feliz año nuevo.

Comentarios

Comentarios