‘Nuestro grupo podría ser tu vida’ de Michael Azerrad

Han tenido que pasar doce años desde su edición original para que sea editada en castellano «Nuestro grupo podría ser tu vida. Escenas del indie underground norteamericano 1981-1991», obra capital para entender la revolución musical que se fraguó en los 80 en el país de Reagan y que explotó en los primeros 90 con la llegada del rock alternativo a las listas de éxito. Aquello, el asalto de bandas independientes a la escena y los sellos mainstream, duró poco y nos dejó sin duda un cadáver bonito, pero nadie pareció aprender las enseñanzas de las trece bandas que Azerrad recoge en la obra -podrían ser otras cuantas más al menos-, visto lo desterrado que está casi cualquier atisbo de música rock a la exposición masiva en nuestros días.

Porque para mí, lo más importante en este momento en el que la crisis de la industria discográfica es tan acusada, sería que los grupos actuales con algo que decir tomaran nota de las andanzas de todos estos grupos. Hace falta una nueva revolución musical a espaldas de las corporaciones, pero no parece que muchos estén dispuestos a sacrificarse por ideales tan «trasnochados» (no es mi opinión, que quede claro) como puedan ser dirigir tu propia carrera sin injerencias externas (en este contexto carrera podría ser sinónimo también de vida), expresar lo que piensas y enfrentarte a lo establecido.

Sin embargo, sería estúpido por mi parte centrar la obra de Azerrad en eso. Porque estamos ante un libro que debería ser obligatorio en la biblioteca de cualquier amante del rock. Los retratos que el autor pinta sobre bandas como Black Flag, The Replacements, Hüsker Dü, Sonic Youth, Fugazi o Minor Threat por no citarlos a todos son tan precisos que hay momentos en los que uno casi puede sentirse viajando dentro de la destartalada furgoneta de gira. Se sienten las penurias, los sinsabores de todos aquellos pioneros, pero sobre todo se aprende que no habríamos tenido a unos Nirvana sin Sonic Youth ni a unos Soundgarden sin Mudhoney. Pero también encontramos momentos divertidos e incluso hilarantes (y a este respecto recomiendo especialmente el capítulo dedicado a Butthole Surfers), con una prosa ágil y repleta de testimonios personales, lo que hace que la lectura no se haga angustiosa para nadie a pesar de las más de 550 páginas que tiene esta edición.

Algunos de los nombres recogidos en el libro alcanzaron cierto éxito; otros alcanzaron el estatus de legendarios. El resto, como muchos compañeros de generación no retratados en la obra, se quedaron simplemente en nombres de culto venerados por unos pocos. Pero sin duda todos tienen en común que ayudaron a cambiar en algo las reglas del juego.¿Acaso soy el único que ve el potencial paralelismo con el momento actual?

«Nuestro grupo podría ser tu vida» de Michael Azerrad está editado en España por Contra.

Comentarios

Comentarios