Cutres

Somos unos cutres. Me he expresado por aquí varias veces utilizando ese término y me reafirmo. Somos unos cutres. No, creo que me voy a auto-corregir: somos muuuuuy cutres. En los últimos días dos importantes sellos internacionales se han puesto en contacto directamente con nosotros ofreciéndonos la posibilidad de cubrir sus lanzamientos; en los últimos dos meses, un par de bandas extranjeras nos han enviado descarga digital de sus nuevos discos, pero simplemente como avance del material físico que nos enviarían después; en la última semana y pico, un sello español nos ha pedido la publicación de cierta información pero, al recriminarles de buen rollo que se acuerden de nosotros también a la hora de enviar promos, se han hecho los ofendidos, y otro sello ni siquiera ha dado respuesta -ni positiva ni negativa- a la petición de material para poder preparar una entrevista de un grupo que girará por España el próximo 2014. Creo que no hay mucho más que añadir.

Son solo pequeñas anécdotas, pero no penséis queridos lectores que es una casualidad o que ha sido fruto de una mala época. No. Es algo muy generalizado que se repite cada cierto tiempo. Y la razón es simplemente que somos muy cutres. Y llegados aquí, reproduciré la primera acepción del término que da la RAE:

1. adj. Tacaño, miserable.

Nosotros lo tenemos muy claro al respecto desde hace tiempo: el que quiera promoción gratis que ponga un anuncio en Segunda Mano. Los lectores más veteranos seguro que ahora mismo estaréis sintiendo una especie de escalofrío recorrer vuestra espalda: «¿Esto no lo he leído yo antes?». Probablemente, pero es que somos tan cutres…

Comentarios

Comentarios