¿Se muere el Rock?

3.6/5 - (35 votos)

Motörhead retrasan de nuevo su próxima gira (probablemente porque Lemmy está peor de lo que nos quieren hacer creer) y The Who dan a entender que el tour que realizarán el año que viene bien podría ser el último porque ya son unos venerables ancianos. Son noticias de la semana pasada y algunos podrán argumentar que es ley de vida, pero… ¿estamos ante los últimos estertores de la cultura Rock? Alguien dijo, y creo que fue Chris Lee de Supagroup en una entrevista que nos dio hará un par de años, que al Rock and Roll le está ocurriendo como a tantas otras músicas del pasado, que va desapareciendo lentamente hasta que solo queden unos cuantos nostálgicos.

Bien pensado, le doy la razón porque sí parecemos estar en esa etapa de descenso lento y continuado. Hay multitud de bandas, pequeñas bandas sobre todo que nunca saldrán del underground; tenemos muchas giras, tal vez más que nunca; pero todo se limita a ver las mismas caras de siempre en los mismos lugares acudiendo al mismo tipo de conciertos. Incluso en la ciudad en la que yo resido el público que podríamos llamar «todoterreno» es minoría, por lo que cada sala o cada ambiente solo logra arrastrar a un público determinado que sí, tal vez sea fiel, pero que es escaso y no está muy dispuesto a ir a ver conciertos «fuera de casa», no nos engañemos. Las «escenas» acaban pareciendo «ghettos» endogámicos que no solo rara vez se mezclan, sino que además no tienen la más mínima intención de hacerlo. Llenar bares de modesta capacidad es hoy en día motivo de sorpresa y alegría casi extrema, por lo que programar conciertos se está convirtiendo todavía más si cabe en una afición -no voy a decir ni siquiera profesión- de riesgo.

Recientemente fui a ver a cierta cantante norteamericana y la media de edad era notablemente alta. Puede que ese día sea un ejemplo un poco extremo porque normalmente he visto gente relativamente joven en el mismo local, pero creo que ya es de por sí significativo. Sé que no es la primera vez que trato el tema y soy consciente de que, de tanto gritar «lobo», algún día todo perderá su significado. Sin embargo no puedo evitar el pensar que el rock se nos muere delante de nuestros ojos y parece que no podemos hacer nada.

Comentarios

Comentarios