Hellsingland Underground – Zaragoza (La Ley Seca 21-9-13)

Empiezan a ser legión los grupos nórdicos de inspiración setentera, aunque el caso de los suecos Hellsingland Underground quizás sea algo más especial ya que, frente a la tendencia hacia la oscuridad de la mayoría de estos, ellos contraponen un punto más luminoso que en ocasiones roza la sensibilidad pop y en el que incluso se atreven con los sonidos brasileñós, como es el caso de su más reciente single «In the Evening».

Llegaba la noche del pasado sábado el sexteto a Zaragoza para cerrar su extensa gira española en la que han estado presentando «Evil Will Prevail», su tercer disco editado el año pasado y en el que parecen haberse desprendido de ese toque a lo Allman Brothers que, sin embargo, sigue muy presente en el directo, con esas twin guitars echando humo y sus intérpretes realizando escorzos y postureo de foto. Por cierto, que el tema de los móviles en los conciertos no es que comience a resultar molesto, es que ya se ha pasado de la raya ampliamente: una chica de primera fila se pasó TODO el concierto móvil en mano hasta el punto de que en cierto momento nos preguntábamos si también le iba a pedir al frontman Charlie Granberg que le sacase una foto a ella y sus amigos.

Pero volviendo al tema, Granberg prometía ofrecer algo especial para este último concierto de su gira española. Desconozco cómo se las gasta habitualmente la banda en directo pero a pesar del poco espacio en el escenario, la banda -sobre todo sus dos guitarristas- se afanaron por ofrecer espectáculo, incluyendo solos entre el público de las primeras filas, salidas a la barra, solos también sobre la barra y algún truco utilizando el teléfono móvil simple pero muy efectivo. Y ello a pesar del soso público al que le costó arrancar, pero que finalmente pareció conectar de lleno con la banda. Una banda en la que destacan por su espectacularidad ambos guitarristas, sí, pero que suena bien engrasada en conjunto y en la que tal vez el peón más débil sea el propio vocalista. Quizás no sean el mejor de los grupos suecos de la actualidad -tampoco el peor-, pero desde luego sí que saben divertir a una audiencia, que es al final de lo que se trata.

Comentarios

Comentarios