Sniper Alley: entrevista

«En la escena granadina todos se dan por detrás con todos y al terminar explotan en una gran sonrisa»

Probablemente esta sea una de las entrevistas más sinceras que hemos publicado en los últimos tiempos. Ahora que la corrección política impide decir según qué cosas, está bien que algunos no tengan pelos en la lengua y digan lo que opinan sin tapujos. Les ha tocado hacerlo a Sniper Alley, trío que desde Granada lleva ya dos discos publicados, el último el pasado año bajo el título de «Kill Everybody and Save the World». Toda una declaración de intenciones llena de contundencia, sonidos pesados y algo de garage. Nos pusimos en contacto con Lao, guitarrista y cantante que fue quien se soltó el pelo para poner los puntos sobre las íes.

– Bueno, lo primero de todo, ¿por qué no nos explicas resumidamente la historia de la banda?

– Me viene a la cabeza cuando monté la banda en 2005 y cada vez que me hacían esta pregunta año tras año yo soltaba una parrafada brutal en la que nombraba con nombres y apellidos hasta el ultimo colgado que pisaba el local de ensayo durante mas de 2 días. 8 años después me conformaré con decir que la banda se formó en 2005 bajo el nombre de The Grandfuckers y que estuvimos rodando durante unos años con ese nombre y esporádicamente como cuarteto. No fue hasta 2008 cuando nos establecimos como Sniper Alley.

– Por cierto, ¿por qué Sniper Alley?

– Porque no sonaba a nombre de banda, no suena estético, ni depurado; es solamente un puñetero nombre sacado de un libro de Pérez-Reverte. De todas formas si llego a saber que íbamos a durar más de dos discos hubiera elegido otro nombre con algo mas de categoría. ¡Lo que hay que ver! Nadie Sabe decir el maldito nombre correctamente, un día nos llegaron a anunciar como Sleepy Hollow…

– El año pasado editásteis «Kill Everybody and Save the World» (Microsurco Records), vuestro segundo disco. ¿Estáis satisfechos con él? ¿Cómo lo veis con la perspectiva de este tiempo? Porque fue grabado en el año 2010…

– Sería bastante estúpido no reconocer que grabamos ese disco con la cabeza llena de pájaros creyendo que habíamos parido alguna clase superdisco Granadino de rock. Y sí, tiene cantidad de cosas y matices que la mayoría de las bandas aquí ni tienen en cuenta ni saben lo que son, pero de cara al público ha sido eso: otro disco parido desde el underground mohoso y cultureta de tercera división que se ha convertido nuestra ciudad. A los chavales (y no tan chavales) no les importa una mierda quienes eran MC5, Blue Cheer o los Sonic’s Rendezvous Band; la gente quiere ser aceptada, la aceptación parte de la moda y la música que se escucha parte de la ropa que se lleva. Las converse y las gafas de pasta no valen una mierda en el desierto (ahora que parece que el Stoner y el rollo oscuro/macarra ha vuelto), como hagas algo que se salga de la línea marcada, la has jodido.

Respondiendo a la pregunta: al primer disco le faltaba técnica y le sobraba intención, al segundo le sobra técnica y le falta intención. Sí, creo que es lo más acertado que se podría decir. Aun así nos sigue pareciendo un disco cojonudo pero fácil de superar.

– En él se aprecian diferentes sonidos, desde el garage a sonidos más «noventeros» y pesados. ¿Cuáles dirías que son vuestras principales influencias?

– Respecto a eso, siempre hemos vivido en un «culo veo, culo quiero». Desde que me acuerdo hemos sido unos ermitaños de cuanto se coció en los últimos 5 años de los 60 y los 3 primeros de los 70 a pesar de ser unos admiradores natos de toda la ola escandinava, del punk americano y la llamada escena de Palm Desert (eso que unos llaman «sonido» stoner y otros llaman grunge según con que pie se levanten ese día ). Si tuviéramos que destacar bandas por cantidad de escuchas en verdad nos encontraríamos con que de 70’s poco: Grand Funk Railroad, Hellacopters, Nebula, The Raconteurs, Sex Museum, The Posies (sí, por increíble que parezca), Pantera, Muse (esto habrá dejado hecho polvo a mas de uno), Queen, The Bellrays, Powder Monkeys, James Gang, RATM , Yes Men, Rose Hill Drive… mucha banda que quisiera haber vivido en los 70’s.

– Tengo una curiosidad sobre la portada, con esos espermatozoides dirigiéndose hacia un átomo. ¿Qué significado tiene?

– Pues la verdad, hubo un tiempo en el que le encontramos todo el significado del mundo, ahora no me acuerdo a qué venía. Alguien soñó con la portada tal cual aparece ahí o algo así. Óvulos, neutrones, esperma, matar gente… ya sabéis, cosas de rockeros auténticos. Solo falta algún vampiro con una camiseta de Jack Daniels.

– Como decíamos el disco se grabó en el año 2010. ¿Tenéis pensado grabar nuevo material pronto? ¿Habéis empezado a componer?

– La composición y los discos en esta banda siempre llevan la misma línea: se graba cualquier cosa, se rueda X tiempo para moverla, se graba disco, se hace gira, se acaba la gira se graba otro disco, se graba otro disco se empieza otra gira. Nunca paramos, somos españoles, aquí o funcionas así o te pegas un tiro. Y sí, hay un tercer disco en ciernes, tan en ciernes que se nos han escapado 4 temas en el último video de la banda (que se pensó originalmente como un DVD de directo y al final se ha quedado solo en digital), «Straight Until Morning», para quien le interese. Lo de grabar pronto ya se verá.

– Estáis tocando estos días con los suecos Dead Heads y vais a tocar con otros suecos, Three Seasons ¿qué tal la experiencia con los primeros y qué esperáis de los segundos?

– A estas alturas del partido nos da un poco igual decir que la experiencia con el público (que al fin y al cabo tu bolo es lo que cuenta) siempre es la misma: abras o cierres, si tus compañeros son de Lourdes para arriba, a nadie o casi nadie le importa un pito lo bien que lo hagas o las ganas que le eches. El público en este país no sabe la cantidad de bandas que se pudren por esa actitud cateta que hace pensar que todas las bandas españolas no tenemos huevos como para competir con el rollo guiri, pero sí que las hay . A nivel personal, siempre es gente cojonuda y divertida, con mucho mundo visto y una actitud respecto a la vida completamente diferente. Se emborrachan rápidamente.

– Aparte de estos nombres que hemos citado, ¿con qué otra banda os gustaría tocar?

– Con Sex Museum otra vez, no sé, llámanos raros.

– Además editásteis un split 7″ con los también suecos Alex Face, ¿Cómo surgió esa oportunidad?

– Nuestro actual sello (Microsurco Records) trabaja a la par con AlleyCat Records; Alex Face estaban por este sello, así que unimos fuerzas e hicimos una pequeña tirada para darnos el gusto de tener un 7″.

– A propósito, sois de Granada, ¿cómo está la escena por allí ahora mismo?

– No sabría decir. Desde nuestra total falta de integración con las bandas y el circuito de esta ciudad podría decirse que asistimos diariamente a una gran peli porno gay en la que todos se dan por detrás con todos y al terminar explotan en una gran sonrisa. Por supuesto, cualquier otra banda de aquí te dirá que esto es una ciudad cojonuda donde todo es posible y te dirán lo guays y talentosos que somos los músicos por esta zona, pero como ha recaído en nosotros ser los justicieros del barrio es inapelable decir que esta ciudad se pudre y hay cantidad de soplagaitas que se están aprovechando de ello para darse a conocer y otros tantos que se alían con estos en nombre de la cultura para seguir viviendo del cuento y putear al prójimo a base de cierre de salas y alquileres abusivos por parte de las supervivientes. Eso sin tener en cuenta el constante acoso a las pequeñas promotoras que son las únicas que traen calidad a la ciudad.

Aun así queda una pequeña resitencia formada por bandas como Zutaten, Santa Marta Golden, Mothergun, Izabella o Miskins Ronson que siguen aguantando a base de pelotas y mala leche, una cosa muy granadina, ¡oiga!

– Esta es la última, ¿quieres añadir algo para nuestros lectores?

– En la gloria nos hemos quedado. Ha sido un placer contestar sin atender a lo políticamente correcto esta entrevista y más aun siendo para una página como Rock and Roll Army que visitamos a menudo. ¡Que la fuerza os acompañe!

Comentarios

Comentarios