Slam and Howie and the Reserve Men: entrevista

«Bruce Springsteen es el mejor artista en directo de la historia»

Si escuchases por vez primera a Slam & Howie and the Reserve Men sin ningún tipo de información adicional, probablemente pensarías que son otra de esas bandas del profundo sur de los Estados Unidos: la música de raíces, incluyendo el country, el bluegrass, el rock ‘n’ roll y algo de Springsteen son sus ingredientes principales. Una mezcla muy bien agitada y con unos resultados que en disco nos hacen imaginar unos tremendos y enérgicos directos. Sin embargo la realidad es muy distinta. La banda procede de Suiza, y en breve los recibiremos por cuarta vez en nuestro país. Los que ya los conozcáis ya sabéis cómo se las gastan en directo, pero para los que no los hayáis visto antes -entre los que me incluyo-, esta debería convertirse en una de las citas obligadas de los próximos meses.

– «Sons of Ancient Times» es ya vuestro quinto disco, ¿cómo fue el proceso de grabación?

– Antes de entrar en el estudio hicimos nosotros mismos preproducción en el local de ensayo. Así que todo el mundo sabía más o menos lo que tenía que tocar. Eso lo hizo más fácil en el estudio y pudimos centrarnos en las canciones, en el sentimiento y además nos dio tiempo para probar cosas nuevas. La atmosfera era muy relajada y lo pasamos realmente bien en el estudio. Dave [Hofmann, n. del r.] el productor nos empujó en el buen sentido y fue capaz de sacar lo mejor de nosotros.

Todos nuestros discos han sido grabados en su mayor parte en directo. Pero para esta vez cambiamos un poco la forma de grabar. Hasta ahora grabábamos todas las pistas básicas, lo que significa que toda la banda tocaba las canciones y nos quedábamos con la batería, el bajo y las guitarras. Después de que todas las partes básicas estaban terminadas, yo ponía las voces a cada tema, más guitarras, mandolina… y así todo.

En este disco hicimos una canción por día. Empezábamos por la mañana con las pistas básicas, probábamos algunos arreglos y entonces yo hacía las voces, el resto de la banda ponía los coros, añadíamos algo de slide guitar, guitarras acústicas y eléctricas, etc. Así que al final del día teníamos una canción completa. Eso era un gustazo, trabajar el día entero en una misma canción, mantenerse concentrado, desarrollar diferentes ideas, ir al corazón de la canción. Así que creo que eso es lo que puedes escuchar en el disco.

– ¿Hay alguna diferencia, musicalmente hablando, con los discos anteriores?

– Sí, hay algunas diferencias… Como he dicho antes, cambiamos el método de grabación con la estrategia de «una canción por día». Pero la mayor diferencia fue que antes de empezar a componer las canciones decidimos utilizar solamente instrumentos acústicos. Eso significa solo guitarras acústicas, mandolina y banjo. En toda la preproducción no hubo una sola guitarra eléctrica. Tuvimos que trabajar más duro gracias a este acercamiento. Normalmente metes un solo de guitarra si falta alguna parte. Pero con los instrumentos acústicos eso no es posible. Así que tuvimos que trabajarnos unas buenas melodías, mejoramos los arreglos en bastantes de los temas con un puente extra o pusimos más enfasis en los coros. En el estudio tuvimos una mente un poco más abierta, así que puedes escuchar algunas guitarras eléctricas en algunas de las canciones. Pero al final mereció la pena intentar algo nuevo y estamos muy contentos con el resultado.

– Hay al menos una canción, «No Quick Fix», que me recuerda un poco a Tom Waits, ¿Sois fans de él?

– Bien, hay una historia especial detrás de esta canción; solo tenía una vaga idea de cómo podría sonar. Quería conseguir un sonido un poco bluesy, oscuro y de mala calidad. Cuando íbamos a grabar las voces principales había un micro blues-harp [micrófono utilizado para armónica, n. del r.] junto a mí. Lo cogí, lo enchufé en un amplificador de guitarra y canté la canción así. Nos gustó mucho el sonido que conseguimos. Entonces decidimos añadir en el estribillo un gran coro. Debía sonar como una pandilla de marineros borrachos. Muchas gracias por la comparación con Tom Waits, es un gran cumplido porque me encantan sus discos y su voz mejora y se vuelve más terrorífica de disco en disco.

– Aparte de eso, vuestra música es como una especie crisol lleno con la música de raíces americana, pero vosotros sois de Suiza, ¿no es algo un poco extraño?

– Bueno, si vives en Suiza tienes dos posibilidades: o cantas en suizo-alemán (nuestra lengua materna) o cantas en inglés. Suiza es un país pequeño y la parte germanohablante es todavía más pequeña (unos 4 millones y medio). Lo que hacemos no es muy pop-mainstream… y nos gusta ir de gira, lo que no es posible en la minúscula Suiza. Así que debido a todo esto estaba meridianamente claro para nosotros desde el principio que íbamos a cantar en inglés. Si la gente piensa que somos de los Estados Unidos lo vemos como un cumplido.

– ¿Cuáles son entonces vuestras influencias?

– Cuando era niño no tuve contacto con la música de guitarras hasta los 13 años porque mi padre solo escuchaba jazz y tocaba el piano. Entonces descubrí a AC/DC y me quedé completamente paralizado con su energía. Así que desde ese momento supe que tenía que tocar la guitarra. Después de escuchar heavy metal durante dos años me enamoré de Johnny Cash. Ese fue el gran cambio en mi vida musical y me quedé infectado con el virus de la música de raíces-country-americana. Una de nuestras mayores influencias es también Bruce Springsteen. Es el mejor artista en directo de la historia en mi opinión. Su energía, poder y vigencia es impresionante y su sonido es muy versátil. Saca un disco de singer/songwriter en solitario, luego vuelve con otro de rock con la E Street Band para justo después irse de gira con una banda de folk y bluegrass de 17 personas. ¡Así es como debería ser! Por último pero no por ello menos importante Steve Earle y Hank III son muy importantes en nuestro sonido. Estos tipos son «outlaws» en su género musical, simplemente hacen lo suyo sin tomar ningún compromiso. Mucho respeto.

– Vuestra reputación como banda de directo os precede. ¿Cómo describirías uno de vuestros conciertos para nuestros lectores?

– Nos encanta estar de gira, ¡porque es en los conciertos en lo que somos mejores! Tocar conciertos locos, enérgicos y que rompan la hora de cierre, eso es lo que nos mantiene vivos y coleando. Es la gasolina en nuestro depósito. El concierto perfecto de Slam & Howie puede durar más de dos horas. Nos gusta hacer shows variados, lo que significa que encontrarás bluegrass, rockabilly, baladas country e incluso ataques de guitarras de rock duro… y todo lo que hay en medio.

– Estaréis girando por España entre abril y mayo. ¿Va a ser esta vuestra primera ocasión en nuestro país?

– No, ya hemos girado tres veces por España entre 2008 y 2010. Desafortunadamente no hemos podido vovler en los últimos tres años. Para nosotros es un gran placer y un honor rockear en España porque nos encanta el marisco español y el jamón [en castellano, n. del r.]. ¡El mejor jamón de todo el mundo! Por último pero no menos importante, vosotros sabéis cómo preparar el mejor Jack [Daniel’s, n. del r.] con Coca Cola. Un gran vaso lleno de hielos, un chorro largo de whisky y algo de Coca Cola para darle color. ¡Por lo tanto estamos muy muy felices de volver al país más rockero de Europa!

– ¿Qué veremos en esta gira?

– Vamos a tocar muchas canciones del nuevo disco «Sons of ancient times», pero por supuesto no nos olvidaremos de tocar las viejas. Habrá tres guitarras rockeando, una batería martilleante, un bajo matador, un banjo que no da tregua y una deliciosa mandolina. Canciones para bailar, para agitar la cabeza, canciones para beber e incluso la banda sonora para practicar amor libre. Simplemente venid y traed a vuestros amigos porque va a ser la mayor de las fiestas con los salvajes españoles.

– ¿Y qué esperáis del público español?

– El público español es quizás el más loco de toda Europa. Supongo que habéis nacido con el rock ‘n’ roll en las venas y que os gustan las bandas honestas y de guitarras salvajes. ¡Perfecto! El único problema es que después de girar durante dos semanas por España necesitamos al menos una semana de vacaciones para recuperarnos de toda la fiesta. ¡Pero el esfuerzo merece la pena!

– ¿Quieres añadir algo?

– Esperamos ver a algunos de los «viejos» fans en los conciertos y con suerte montones de caras nuevas. Os prometemos que os daremos concierotos largos, salvajes y a todo volumen. Muchos saludos desde Suiza [en castellano, n. del r.], nos vemos pronto en la carretera, amigos [de nuevo en castellano, n. del r.].

Podéis consultar las fechas de la gira española de Slam & Howie and the Reserve Men en el siguiente enlace.

Comentarios

Comentarios