‘Rock of Ages’ (‘La era del Rock’, Adam Shankman 2012)

Pretender que «Rock of Ages» sea el reflejo de la escena musical angelina de finales de los 80, es como hacer una fotocopia de un billete de 50 euros y querer comprar con ello. En cualquier caso no creo que esa fuese la intención cuando se creó el musical sobre el que se basa esta película, cuyo único mérito podría ser el de domesticar algunas canciones de la época -otras muchas no necesitaban el tratamiento-, ofreciendo unas versiones descafeinadas para evitar la indigestión del gran público al que sin duda va dirigida. Y eso sin entrar en detalles sobre anacronismos musicales, que alguno hay, la historia central mil veces contada ya, o lo plano -incluso ridículo- de los personajes, meros clichés basados seguramente en algunos nombres que todos tenemos en mente.

Lo siento, pero debo decirlo… bueno, en realidad no siento decirlo: «Rock of Ages» es un verdadero mojón. Uno tiene la impresión de que el servicio de documentación ha funcionado perfectamente y que se han colocado los carteles y los pósters adecuados, pero que la factura de la película ha corrido a cargo de gente que no tiene ni puñetera idea de quiénes eran Jetboy, que no sabrían elegir el mejor disco de Faster Pussycat, que en la pelea entre Van Halen y David Lee Roth se habrían puesto del lado de los primeros o que creen que un tipo tan poco recomendable como Tom Cruise da el pego como frontman del Rock con tan solo ponerle un par de calcamonías encima. Sí, sin duda hay películas ambientadas en el mundo del Rock de peor factura que «Rock of Ages», pero al menos tienen su gracia. Y yo a esta no se la veo por ninguna parte, aunque aparezca un mono mayordomo.

Comentarios

Comentarios