Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine – Zaragoza (Sala López 5-10-12)

Es en tiempos como estos que nos está tocando vivir cuando más necesaria es la presencia de artistas como Jello Biafra, una de las voces más críticas contra el sistema de todo el panorama musical. Biafra volvía a España tres años después de su primera gira junto a su banda, The Guantanamo School of Medicine, ante una sala repleta y con un calor agobiante, precedidos por una de las promesas locales, Warsong.

Con media sala todavía en el exterior de la López, Warsong dieron muestras de su buen hacer durante una media hora. Con dos referencias ya en su haber, «Ancient Times» y el más reciente «The Caravan» y fogueados en una gira europea a comienzos de verano, la banda suena compacta y bien engrasada. Durante su descarga alguien me comentaba al oído que suenan a Turbonegro; admitiendo que puedo ver cierto parecido lejano con los escandinavos, me parece más casual que otra cosa (personalmente los veo más cercanos a los extintos Kuraia, por ejemplo). En cualquier caso en esta primera ocasión en que los veía me convencieron y estoy seguro de que nos darán muchas alegrías en el futuro.

A las 22:35 salían a escena los miembros de The Guantanamo School of Medicine, tomando posiciones sobre el escenario antes de que apareciera su jefe. Enfundado en una camiseta con el lema «SHOCK-U-PY!», título también de su nuevo single, y con una especie de horroroso batín del que se desprendería tras el primer tema, Jello Biafra debe de ser consciente de su leyenda: no para un momento de hacer gestos y muecas, yendo de un lado a otro del escenario como una especie de mimo loco que quiere respaldar el mensaje de sus letras con estas singulares «performances». No solo eso, además se dirige al público en un aceptable castellano, apoyado en ocasiones por una oportuna chuleta, ofreciendo pequeños retazos de lo que deben ser sus «spoken word shows» y demostrando un cierto conocimiento de la política española y local: aparte de menciones a los recortes de nuestro Gobierno, al Banco Central Europeo o a lo que ocurre en países como Grecia, presenta el clásico de Dead Kennedys «Nazi Punks Fuck Off» explicando su significado original y haciendo referencias a unos altercados ocurridos recientemente en la Universidad de Zaragoza protagonizados por grupos de neofascistas. Además del citado sonarían también de los Kennedys «California Über Alles» como quinto tema de la noche y «Holidays in Cambodia» en los bises, que llegarían tras una hora exacta de intenso concierto en el que la gente de las primeras filas apenas dejó de «poguear». Tras esa primera tanda de bises, compuesta además de por la citada (y coreadísima) «Holidays in Cambodia» por «The Cells That Will Not Die», tema de «Enhanced Methods of Questioning», la banda se retira temporalmente para un segundo bis. Jello aparece vestido esta vez con una de las ya tristemente célebres camisetas de la llamada «marea verde» contra los recortes en educación, vuelve a arremeter contra la política de nuestro gobierno y ataca con su nuevo himno, la mencionada anteriormente «SHOCK-U-PY!», que ahora sí da cierre a un concierto de una hora y media con un Biafra haciendo «crowdsurfing» sobre el público. Venció y convenció.

Comentarios

Comentarios