Dublin Death Patrol – ‘Death Sentence’ (Mascot 2012)

3.9/5 - (32 votos)

Tras el nombre de esta patrulla de la muerte dublinesa (por la localidad californiana de Dublin, no por la capital irlandesa) se encuentran algunos ilustres veteranos de la escena del Metal desde los años 80. Entre sus numerosos miembros destacan los fundadores Chuck Billy de Testament y el ex Exodus Steve «Zetro» Sousa a las voces. El resto de miembros actuales a tenor de los créditos de este su segundo álbum, «Death Sentence», se completa con tres guitarristas (Steve Robello, Andy Billy -hermano de Chuck- y Greg Bustamante) junto a Willy Lange al bajo y Danny Cunningham a la batería, pero el grupo llegó a contar con hasta once músicos diferentes que se iban turnando en los directos según la disponibilidad, entre los que podemos citar a Troy Luccketta de Tesla. En el año 2007 debutaron con «DDP 4 Life» y ahora regresan con «Death Sentence», diez nuevos temas en los que la banda echa mano de oficio, sonando totalmente contemporáneos pero con un apreciable poso del Thrash clásico de los años 80. La presencia de dos vocalistas que se reparten las tareas en todos los temas y el contraste de sus diferentes registros hacen del grupo un artefacto bastante original, aunque por momentos y salvando las distancias -musicalmente tienen poco que ver- me recuerden a los Biohazard clásicos más metaleros. El único problema de este «Death Sentence» a pesar de que encontramos buenos momentos («Dehumanize» o «Blood Sirens» son dos temas enormes), es que resulta repetitivo y monotono en exceso y eso a pesar de durar «solo» 40 minutos. Se echa en falta algo más de variedad en las composiciones, hasta el punto de que me resulta imposible destacar algún tema más allá del ecuador del álbum. Aunque también es cierto que es uno de esos discos que van ganando con las escuchas. No me extrañaría que acabara convirtiéndose en uno de mis discos preferidos del año entre los de su estilo. Como mínimo merecen una escucha.

Comentarios

Comentarios