La subida del IVA y cómo va a afectar al mundo de la música

Hoy entra en vigor la subida del IVA que tanto se ha comentado durante los últimos meses. Y como todos sabréis también, esto va a afectar de manera especialmente brutal al mundo de la música, ya que las entradas de los conciertos van a ver aumentado su precio de una manera considerable. Las pequeñas y medianas promotoras, las que más afectadas se van a ver pero recordemos que también las más activas (¿realmente cuántas giras multitudinarias hay a lo largo del año?), llevan todo este tiempo recordándonos que teníamos hasta hoy para comprar nuestras entradas a un precio un poco más asequible. Espero que hayáis aprovechado, porque el previsible descenso de las ventas ante el aumento de precio puede dar al traste con algunas de ellas. De nada han servido las movilizaciones y las protestas del sector, aunque también hay que decir que algunas de estas promotoras están asumiendo el coste adicional de algunas de estas giras que ya estaban a la venta.

Siempre hemos sido de la opinión en Rock and Roll Army de que esto no son medidas económicas, sino ideológicas. Que se trata de un intento para nada sutil de acabar con toda manifestación cultural que no vaya dirigida a las élites o que no sirva a sus intereses. Nuestra herencia romana y el antiguo principio de «pan y circo» (aunque hasta el pan nos estén escatimando) vuelve a asomar aquí, con la banalización y vulgarización del modelo de vida imperante que se le asocia para que tenga verdadero efecto. Con una sociedad en la que todo lo que huela a cultura es visto con desprecio, en la que una chapuza en una iglesia es tratada como un chiste y reclamo turístico para gente que en la vida se habría acercado a una a admirar arte, me temo que mucho tendremos que luchar de ahora en adelante si no queremos quedar como unos pocos bichos raros que viven de espaldas a la «realidad». Puede sonar a capítulo de «The Twilight Zone» o a desvarío conspiranoico, pero realmente ahora veremos si nosotros, los que nos consideramos amantes de la música y de alguna manera conservadores de una tradición cultural contestataria y rockera, somos capaces de sobrevivir o nos extinguiremos como los neandertales.

Comentarios

Comentarios