Ambipur odia el Rock

3.7/5 - (37 votos)

La verdad es que el asunto me parece desternillante como poco. Un anuncio de televisión de un puto ambientador que ha puesto en pie de guerra al sector rockero-metalero nacional. Para el que todavía no lo haya visto (aunque lleva ya un tiempo emitiéndose): para mostrar las bondades del ambientador, de la marca Ambipur para más señas, se organiza un concierto «de Rock» en una sala donde al día siguiente va a tener lugar una clase de prerparación para el parto. Las futuras mamás en ningún momento sospechan lo que tuvo lugar en el mismo sitio la noche anterior hasta que no les enseñan un video. Y claro, identificar rockero con sucio y maloliente pues parece que ha molestado a más de uno a tenor de la campaña que se ha iniciado en Facebook y de los comentarios que vienen dejando en el perfil de la marca.

Pongamos que estamos de acuerdo con que el mensaje es desafortunado. Pongamos que hemos estado en más de uno y más de dos conciertos, festivales y saraos varios con rockeros de por medio… y no hemos detectado peor olor que, por ejemplo, en algún bar de moda. Recuerdo en concreto cierta Nochevieja, en la que el apestoso olor amofetado a sobaquina rancia de una muchacha en teoría «mona» y para nada sospechosa de profesar su amor al diablo y a Bon Scott, casi me hace regurgitar toda la copiosa cena. Sin embargo la reacción nos parece a todas luces desproporcionada: difícilmente alguien se puede tomar en serio semejante anuncio y siempre queda el recurso de hacer simplemente boicot a la marca y sus productos. Yo por ejemplo llevo tiempo sin poner Telecinco en mi televisión porque creo que están fomentando la incultura y un tipo de juventud carente de cualquier tipo de espíritu (ni cerebro), y no he comenzado ninguna campaña en Facebook, aunque tengo un medio de comunicación muy potente a mi disposición del que podría aprovecharme. Pero parece que hoy en día todo el mundo quiere convertirse en protagonista, aunque no tenga nada interesante que decir. Y como está de moda organizar campañas de denuncia en las redes sociales, donde la gente pasa literalmente horas al día, pues la combinación da un resultado explosivo. Si os queréis unir es gratis, pero creo que hay cosas más importantes que denunciar en este país relacionadas con la música y el Rock, como la falta de subvenciones, la nula presencia en los medios de comunicación masivos o la subida del IVA. Como diría Joey Shithead Keithley de D.O.A, menos hablar y más pasar a la acción real.

Comentarios

Comentarios