Programación paranormal: Destination Truth

Programación paranormal: Destination Truth
4.1 (82.78%) 36 votes

Desde que gracias a la TDT se están extendiendo como una mancha de aceite todos estos canales televisivos “para hombres”, estamos asistiendo a la generalización de toda una serie de nuevos géneros para la pequeña pantalla que, en muchos casos, no pasan de aborrecibles. Porque con todo el respeto por la profesión me dirá alguien qué interés puede tener, ahora que el Grunge está más que enterrado, ver a unos leñadores gañanes cortando troncos (eso ya lo hacen en mi pueblo por deporte, by the way). Sin embargo dentro de toda esta programación testosterónica sí que he conseguido disfrutar con algunas cosas ridículas, como los programas dedicados a tiendas de empeño o de cazadores de gangas, aunque reconozco que a priori pueden tener la misma gracia que los hombres de los bosques canadienses esquilmando santuarios madereros. Sin embargo hoy de lo que quería hablar es de esos programas de investigación paranormal que están proliferando como los champiñones en el sotobosque. Uno que es aficionado a estas cosas desde muy joven (desde un punto de vista antropológico, no se vayan a pensar), disfruta enormemente de un grupo de personas que, pongamos por caso, viajan a Méjico para investigar un islote en medio de un lago donde espíritus malignos cobran vida a través de las miles de muñecas que el antiguo guardés se dedico a colgar por todas partes para ahuyentar al de una niña ahogada. O cuando se van hasta Egipto en busca de un monstruo legendario come niños que acaba siendo un simple chacal o vaya usted a saber qué cosa perfectamente conocida. “Destination Truth” (Energy) es todo eso y más. Con estética de “The Blair Witch Project”, un grupo de ¿investigadores? que se dedica a perseguir misterios por todo el mundo armado con cámaras térmicas y de visión nocturna, grabadoras de sonido y demás parafernalia técnica. Uno tiene la impresión desde el principio de que es todo un maldito montaje (¡por dios, las huellas del supuesto Sasquatch/Big Foot/Yeti eran de vergüenza ajena!), pero hay que reconocer que (casi) todo está hecho de puta madre, y si no volvamos al episodio de las muñecas y que levanten la mano todos aquellos que no sufrieron ni el más mínimo sobresalto cuando la cabeza clavada de una de ellas abrió como por arte de magia (negra, por supuesto) un ojo. Como decía aquel, acojona tronco, acojona. Y divierte porque es puro entretenimiento. Y también mi preferido porque es sin duda el más completo de todos los seriales del ramo. Porque en “Destination Truth” no se dedican únicamente a buscar ectoplasmas como la mayoría, sino que investigan como podéis haber imaginado por los ejemplos que he citado todo tipo de casos, cosas y criaturas. Allá donde alguien haya fotografiado un ser mesozoico asomando sobre las aguas de un lago estará el equipo de “Destination Truth”. Y aprovechando el vuelo harán una paradita intermedia para visitar un bosque rumano que dicen maldito y donde una fuerza maligna arrebatará a un miembro del equipo, haciéndolo volar varios metros más allá del alcance de la cámara. ¿Manipulación? ¿Efectos especiales? Probablemente, pero como Mulder, I want to believe.

Comentarios

Comentarios