Hogjaw – ‘Sons of the Western Skies’ (SwampJamBeaMusic 2012)

Hogjaw – ‘Sons of the Western Skies’ (SwampJamBeaMusic 2012)
3.7 (74.74%) 38 votes

Cuando cayeron en mis manos los dos primeros discos de Hogjaw, «Devil in the Details» y  «IronWood», ambos al unísono, después de la primera escucha no pude resistir el impulso: los convertí a mp3, los copié a un CD en el que conviven con músicos similares y los llevé al coche. Hoy, casi un par de años después, un buen número de kilómetros recorridos y un reproductor que sería capaz de seguir emitiendo las mismas canciones una y otra vez aunque retirase de sus entrañas ese dichoso disco compacto, mi hija de cinco años ha comentado al escuchar en casa las primeras voces del nuevo trabajo del amigo Jonboat Jones and company: «eso es lo que oímos en el coche».La conclusión es aplastantemente sólida: ¡¡Hogjaw son inconfundibles!! Y así debería seguir siendo; y así espero que siga siendo.

Tengo que reconocer que durante los primeros veinte segundos de pinchar este «Sons of the Western Skies» una terrible sensación de deja vu -«I Heard that song before», que decían Scatterbrain- se apoderó de mí, pero sólo fue eso, una mera sensación porque pasados esos primeros momentos volvía recordar por qué leches tengo en mi pequeña parcelita encumbrados a estos tipos del desierto de Arizona.

Quizá no sea yo la persona más indicada para hacer un comentario medianamente objetivo sobre Hogjaw, porque no puedo. Soy un fan, y este nuevo trabajo me sorprende y me da lo que espero y necesito a partes iguales. Me sorprende y me encanta que un temazo como «Road of Fools» lo interprete a la voz J. «Kwall» Kowalski, batería del grupo; me sorprende y me encanta que se acerquen al soul-funk y utilicen sección de viento en «Everyone’s Goin’ Fishing», porque se reinventan siendo fieles a la tradición, y eso es de alabar. Su particular evolución dentro de un marco clásico (Southern hard rock y pinceladas heavies).

Cualquiera que lea esto y no conozca al Hogjaw, a estas alturas ya se habrá imaginado de qué van estos señores del sur: imagen anti-comercial, raíces claramente marcadas y música sin artificios. No pienso hablar de influencias, porque más que eso, el Southern Rock es una forma de entender la música y la vida para esta gente, pero en este caso serían muy claras. Que si unos tal Molly Hachet por aquí, que si unos cual Lynyrd Skynyrd por allá…

En abril se acercarán por nuestras tierras con once fechas confirmadas hasta el momento: Madrid, Valladolid, Gijón, Santander, León, Lérida, Barcelona, Bilbao, Elda, Cádiz y Estepona. Y esta vez no me los pierdo, ya estoy en la cola.

En definitiva, mi reproductor del coche ya tiene, después de muchos meses y tras muchos kilómetros, el nuevo disco que estaba pidiendo a gritos: «Sons of the Western Skies». Sólo me apena una cosa: mi hija no va a tener en esta nueva entrega esas «canciones de vaqueros» que dice ella y que tanto le gustan. Otra vez será. Seguro.

Comentarios

Comentarios