Bill Ward podría no participar en la reunión de Black Sabbath

Si pusieran un circo, diríamos que a Black Sabbath les están creciendo los enanos. Porque después de que Tony Iommi anunciara su linfoma y que debía seguir tratamiento, ahora el batería Bill Ward amenaza con no tomar parte en la gira ni en la grabación del disco de retorno de la formación original. A través de una larga carta abierta a «fans, compañeros músicos y partes interesadas» mientras no reciba un contrato que sea «firmable» y el que se le trate con «dignidad y respeto como miembro original de la banda». Según el batería, después de su buena disposición durante un año lo único que ha recibido ha sido un contrato que califica como «infirmable» por su contenido, y que actualmente mientras la producción del nuevo disco se ha trasladado al Reino Unido por el tratamiento de Iommi, él sigue en los Estados Unidos esperando recibir algún tipo de información al respecto, informacion que se le niega según él hasta que no firme el contrato. Ward se siente en el ostracismo, asegurando que él quiere formar parte tanto de la reunión como de la grabación del álbum, aunque no es la primera vez que siente que le dan la espalda. Dirigiéndose a los fans, declara que si en algún momento es reemplazado quiere dar la cara para que éstos sepan que él no es el culpable de que la formación original finalmente no se reúna, y que su «lealtad hacia Sabbath está intacta». También aclara que no se trata de una cuestión de dinero sino de que se le reconozca sus aportaciones a Black Sabbath como es debido no como hasta ahora.

Suponemos que ahora será el turno de que los diferentes managements envueltos en la situación (y más bien creemos que se trata de Sharon Osbourne) den su versión, pero como casi siempre seguro que no tienen en cuenta a los fans.

Comentarios

Comentarios