Paul Simonon: de cocinero de Greenpeace a la cárcel

4.4/5 - (31 votos)

Los que crecimos en ciertos ambientes como yo siempre hemos amado a The Clash además de por su música por sus posturas y posicionamiento político. Reconozco que tal vez hasta rozando la idealización, pero es que The Clash representaban ese espíritu idealista que se cuestionaba todo el orden establecido de una manera constructiva. Por ello no nos extraña lo que se ha conocido esta semana: que Paul Simonon, el que fuera inolvidable bajista de la banda, pasó dos semanas en la cárcel a principios de año tras embarcarse en una expedición de Greenpeace para protestar por la extracción de petroleo en el Ártico. Simonon tuvo que ocultar su identidad y trabajar como el que más. De hecho ejercióde ayudante de cocina. Y cuando llegó la hora del «rocanrol», fue uno de los 18 activistas de la organización verde que se encaramaron a una torre de perforación. Acabaron detenidos, pero la historia le ha valido a Simonon además para protagonizar uno de los episodios que con el título genérico de «Stories from the Rainbow Warrior» realiza Greenpeace y que puede verse en el portal Youtube. El suyo ha sido titulado acertadamente «Jailhouse Rock».

Comentarios

Comentarios