Glenn Danzig la vuelve a liar

Muchos todavía nos acordamos de la madre de Glenn Danzig tras haber cancelado su actuación en el pasado Azkena, pero es que el cabrón se hace querer. Este pasado fin de semana los organizadores del Fun Fun Fun Fest de Austin han tenido que sufrir otro de sus cambios de humor. Atentos porque el asunto parece de chiste. Al parecer Danzig, que iba a actuar el pasado sábado con su espectáculo «Danzig Legacy» (ya sabéis, interpretando temas de Danzig -la banda-, Samhain y Misfits junto a Doyle), llegó ya a la ciudad tejana con intención de ponérselo difícil a la organización. Aquejado de un supuesto catarro y según la versión ofrecida por los organizadores, el vocalista se quejó del frío de la ciudad nada más llegar asegurando que no actuaría esa noche, cuando estaba previsto una máxima de 21º y una mínima de 10º en Austin. Para combatir su enfermedad se encerró en su hotel pidiendo una sopa y vitaminas, aunque sin aclarar si actuaría o no. Después de negociaciones durante todo el día, finalmente Danzig salió al escenario después de que la organización colocara estufas en el escenario y contratara a un médico para que estuviese presente en todo momento. Aún así la actuación comenzó con tres cuartos de hora de retraso, por lo que por problemas de horarios Danzig no pudo finalizar su set completo, interpretando únicamente dos temas de Misfits y dejando al público y organización bastante cabreados por su actitud. Los organizadores difundieron en Facebook que Danzig instigó sin éxito a los asistentes a que comenzaran una algarada para protestar por lo restrictivo de los horarios de Austin, además de quejarse porque Slayer iban a actuar un día después en un escenario más grande que el que estaba destinado para su actuación. Evidentemente todos sabemos que Slayer son una banda mucho más pequeña que Danzig, donde va a parar…

Comentarios

Comentarios