The Steepwater Band – Zaragoza (Arena Rock 10-10-11)

4.1/5 - (36 votos)

The Steepwater Band volvían por segunda vez a Zaragoza la noche del pasado lunes, como uno de los pocos actos genuinamente rockeros que tendrán cabida durante la celebración de las Fiestas del Pilar, y obviamente al margen de lo organizado oficialmente. Mientras DJs de diverso pelaje o fiestas organizadas por radios dedicadas a la electrónica forman parte del programa oficial con respuesta multitudinaria, el resto nos tenemos que conformar con eventos “marginales” (no en un sentido despectivo) organizados por francotiradores que se la juegan con cada concierto y que, desgraciadamente, no logran atraer a un gran número de público. Será el sino de los tiempos, pero es realmente descorazonador ver cómo una banda de verdad ofrece un concierto de hora y tres cuartos dejándose la piel en cada nota y prácticamente a nadie le importa (¿quizás tres cuartos de entrada?).

No vamos a descubrir las bondades de The Steepwater Band ahora, ya que esta no es su primera visita a nuestro país y el público rockero debería conocerlos de sobra. El trío de Chicago sigue a lo suyo, al margen de modas y tendencias, ofreciendo discos robustos y facturando directos que rozan lo memorable, y esta gira no parece ser la excepción. Presentando básicamente una buena parte de lo contenido en su reciente “Clava” y lo mejor de “Grace & Melody”, la banda, con un Jeff Massey inconmensurable con la slide a la cabeza, se atreve con el “All Along the Watchtower” dylaniano que popularizara Jimi Hendrix o un “Crossroads” que en versión Steepwater Band suena más fiel al original de Robert Johnson que el de Clapton (esta vez no hubo sitio en el set list para el “You’re So Rude” de los Faces interpretado por Tod Bowers). La banda suena más sucia y saturada en directo que en disco, pero al menos la voz de Massey sonaba lo suficientemente alta y clara, y con un repertorio con temas como el impresionante “Waiting to Be Offended” o los más recientes “Off the Rails”, “Bury My Burden Deep” o “High and Humble” nada puede fallar para presenciar una noche de puro Rock. Nos veremos (ojalá) en su próxima gira.

Comentarios

Comentarios