JC Brooks & the Uptown Sound – Zaragoza (La Casa del Loco 22-9-11)

Basta que algún sonido o tendencia esté de actualidad (evitaremos decir «de moda» por las connotaciones negativas que pueda tener la expresión) para que un concierto que tiempo antes podría haber pasado desapercibido ahora registre una buena entrada. El peligro que tiene es que en algún momento desde el escenario el artista se vea obligado a llamar la atención de un público más interesado en la vida social que en las evoluciones de los que están sobre el escenario. Y es que esto del (Neo) Soul está de vuelta y JC Brooks junto a su banda es una de sus grandes esperanzas, por mucho que le costara en algunos momentos conectar con el abundante público -para una noche de jueves- y de todos los pelajes congregado en La Casa del Loco. Pero en cualquier caso esto son anécdotas de un concierto al que no se le pueden poner muchos peros. JC Brooks es un soulman de la vieja escuela, con registros que van desde un falsetto que parece no costarle hasta un tono grave que recuerda al gran Sylvester Stewart y una energía digna del mejor James Brown. Casi recién salido al escenario ya se desprende de su chaqueta diciendo «suelo quitármela más tarde, pero hace mucho calor aquí». No sorprende, el vocalista no para ni un momento y divierte a la parte del público que sí le entiende durante las pausas entre canciones. The Uptown Sound por su parte saben mantener todo el conjunto magistralmente, con un Billy Bungeroth enorme a las seis cuerdas, a pesar de su actitud pretendidamente distante, y la base rítmica formada por Kevin Marks y Ben Taylor facturando ritmos a toda máquina. Bungeroth además ha escrito en solitario cuatro de los temas del nuevo disco, «Want More», y participado en la composición de la mayoría del resto, con lo que entiendo que su papel en la banda es bien importante. La banda revisa durante algo más de una hora los temas del citado «Want More» y de «Beat of Our Own Drum» además de algunas versiones, entre las que no olvidan esa sorprendente cover del «I Am Trying to Break Your Heart». Y a pesar de los parloteos, parece que finalmente el público se fue contento. Nosotros también.

Comentarios

Comentarios