The Great Cuisine Swindle: entrevistamos a Falsarius Chef

«A Ozzy le daría de cenar al productor de su programa»

Probablemente muchos os estaréis preguntando qué pinta un artículo sobre cocina en una web sobre Rock and Roll. Pues paraos a pensar cuántos de vuestros rockstars favoritos tienen sobrepeso. No daremos nombres para que nadie se mosquee, pero por cada tipo a lo Johnny Thunders con aspecto cadavérico nos encontramos a otro igual con aspecto de haberse comido al cantante de The Cult (frase cortesía de nuestro amigo Destryper). Y vale que probablemente todos esos tipos orondos del Rock de alta cocina sepan poco, pero precisamente por eso alguien como el Chef Falsarius debería ser lectura obligatoria para todo rockero con vocación de Elvis (y por supuesto me refiero al Elvis de Las Vegas, el de los tres televisores y las hamburguesas). El Mirón salió de su letargo para entrevistar a este maestro de la apariencia culinaria.

– Hola Falsarius, soy todo un fan de tu Web www.falsariuschef.com, pero dime, ¿qué hace falta para ser un autentico falsarius?

– Básicamente, hambre. Lo demás es tan fácil como lo cuento en la recetas.

– Me viene a la cabeza otra pregunta, ¿uno nace o se hace un falsarius?

– Nacer, no sé si se nace, pero teniendo en cuenta de que al poco de hacerlo nos cambian la rica tetilla natural por un biberón impostor, estamos ya muy condicionados desde pequeños.

– En Junio ligué en el FIB y cuando la chica llegó a casa no pude ofrecerle nada más que pasta de dientes con sabor a fresa… ¿Qué se hace en estas situaciones?

– No salir de la cama.

– ¿Cuál debería ser nuestro fondo de alacena?

– Por si finalmente tienes que salir de la cama, no es mala idea tener algunas cosas básicas en la despensa. Una lata de atún rico, arroz en vasitos, que se hace en un minuto, un tomate frito (el de la marca Hida es muy bueno), huevos, que siempre son muy socorridos, algo de pasta (me refiero a macarrones y eso: si tienes de la otra, llévate a la chavala a un restaurante), ajo (que yo le pongo a casi todo), un vino blanco fresquito (que los hay riquísimos muy baratos), un bote de garbanzos de los de cristal, que vienen ya cocidos, e, imprescindible, unos langostinos congelados, que luego se cuecen tal cual en agua hirviendo con sal, en dos minutos los tienes listos y le dan una alegría a cualquier cosa que prepares

– Creo que todos los lectores están esperando a que te pregunte esto: ¡RECETA PARA LA RESACA!

– Tengo una. Es tan inútil como las demás, pero está muy rica: http://www.falsariuschef.com/2008/06/pincho-antiresaca.html

– Tu nuevo libro se llama, «Cocina sin humos» y en la portada sale una lata con unas hierbecillas… ¿No es esto contradictorio? Cuéntanos de qué trata el libro…

– La portada resume la cocina impostora: es de lata pero engaña y parece que te lo has currado. En cuanto al libro, tiene una estupenda selección de recetas impostoras de lo más variado y resultón. Me quedé muy contento con ese libro.

– Hablando del nuevo libro, el anterior «Cocina para impostores» se está empezando a convertir en un clásico, supongo que es una gran satisfacción ver que cada día puebla más cocinas…

– Es la leche la genial acogida que ha tenido. Lo que más me gusta es la cantidad de gente que me escribe contando que sólo entraba a la cocina para coger hielo para los gintonics y que, gracias a mis recetas, ahora se defiende con solturilla en los fogones.

– Ozzy Osbourne, acaba de editar un nuevo libro sobre consejos médicos para llegar a la vejez a pesar de excesos, ¿qué le pondrías para merendar a un monstruo como Ozzy?

– Al productor de su programa de televisión. En este caso el canibalismo estaría justificado por la salud mental del resto de la humanidad.

– Y puestos a preguntar, ¿qué le pondrías para cenar a Bruce Springsteen? ¡Yo le veo un gesto muy estreñido!

– El pobre Bruce, desde la muerte del gran Clarence Clemons, me cena poco. Yo le pondría un cubata, y otro para mí, para brindar por la memoria del saxofonista.

– ¿Se puede considerar que un cubata es una receta Falsarius? Al fin y al cabo viene todo precocinado.

– Como dices, todo viene precocinado y los ingredientes los encuentras con facilidad en el súper de la esquina. La rodajilla de limón consigue completar el engaño de que es algo natural lo que nos tomamos. Es un cóctel impostor, sin duda. Lástima no ser el creador de la receta.

– Tus platos siempre tienen un aspecto estupendo, danos algún consejo para que nos queden tan bonitos.

– Mientras no se invente el photoshop en la vida real, ayuda el poner las cosas en el plato con un cuchara, en lugar de volcar directamente la sartén.

– He visto en Facebook que te has echado una ayudante llamada Reme, queremos saber…

– Ha sido una ayuda temporal, sólo para el verano. Ya se ha marchado, pero su recuerdo (y el de su bikini rojo) permanecen.

– Y si quieres añadir algo más para nuestros lectores…

– Gracias por existir. Sin lectores no somos nadie.

Comentarios

Comentarios