Sonic Youth: ‘1991: The Year Punk Broke’

Veinte años han pasado desde que salieran al mercado «Nevermind», «Ten» o «Badmotorfinger», entre otros discos que marcaron aquella revolución sonora con epicentro en Seattle y que cambió durante algunos años la faz del negocio musical. Corría 1991, y las cosas ya nunca volverían a ser como antes. Aquel verano Sonic Youth se lanzarían a conquistar Europa por la ruta de festivales -en la que España por entonces todavía no figuraba- con los por entonces todavía promesas Nirvana. Y «1991: The Year Punk Broke» no es más que la película que documenta aquella gira, editada en 1992 en pleno boom de la escena grunge, momento que los protagonistas parecían tener más que claro y que reflejaron en el título de la película. Por ello no es de extrañar que en una cinta de Sonic Youth casi compartan el mismo protagonismo con Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl (no olvidemos que en aquella época Sonic Youth y Nirvana compartían sello, Geffen).

Y casi veinte años han tenido que pasar para que se reedite en una versión restaurada y con material adicional el documental. Los indie-kids/alterna-heads de la época probablemente lo celebren por todo lo alto, aunque lo cierto es que este tipo de documentales que recogen material en directo junto a imágenes casuales de la banda en backstage, autobús de gira, etc., creo que no han aguantado bien el paso del tiempo. En su momento proliferaron lanzamientos siguiendo el mismo esquema para todo tipo de bandas, sobre todo desde que Metallica lanzaron su seminal «Cliff’em All». Y sin embargo, a veces resulta triste comprobar lo gilipollas que son los miembros de alguna de tus bandas favoritas. Lo que con 14 años te parece lo más cool del mundo, pasados los 30 puede resultarte grotesco. Sin embargo quedémonos con la pila de material de directo que aquí se recoge (lo que incluye además de Sonic Youth y Nirvana, a gente como Dinosaur Jr cuando J Mascis todavía no lucía gafas de pasta y no tenía el cabello plateado, Babes in Toyland o Gumball, además de un anecdótico momento dedicado a The Ramones), sin duda lo más destacado de un documental como este y lo que debería atraer al aficionado.

Comentarios

Comentarios