‘Lemmy: 49% Motherfucker. 51% Son of a Bitch’

3.9/5 - (37 votos)

Creo que no puede haber nadie a quien le guste el Rock and Roll que no sea fan de Lemmy, independientemente de que le guste la música de Motörhead o no. Para mí es poco menos que inconcebible. Porque Lemmy es algo así como LA institución del Rock. El tío lo ha vivido todo, pero ahí sigue como siempre, girando y sacando discos regularmente y sin variar en lo más mínimo sus costumbres de (mala) vida, con todo el respeto y la admiración de sus compañeros de profesión. Incluso gente como Keith Richards ha bajado el pistón. Y es que Lemmy encarna por encima de todo un estilo de vida que muchos querríamos llevar pero que muy, muy pocos pueden aguantar durante tanto tiempo como él. Probablemente también muchos estemos convencidos de que Lemmy vivirá para siempre… literalmente. Estaba ya aquí cuando llegamos a esto del Rock y afortunadamente parece que le queda cuerda para rato.

Como todos sabemos que es imposible que viva para siempre aunque no queramos pensar en ello, «Lemmy: 49% Motherfucker. 51% Son of a bitch» (también conocida simplemente como «Lemmy. The movie») servirá para que el día de mañana, cuando apenas nos acordemos de qué era aquello de una verdadera estrella de Rock, especie en peligro de extinción, podamos acudir a este documental que ya desde ahora debe ser considerado como un clásico instantáneo. Poco más puedo añadir aparte de decirte que si no lo has visto todavía no sé a qué coño estás esperando. Si tuviéramos costumbre de poner notas, merecería un 11, a lo Spinal Tap.

Comentarios

Comentarios