Juguetes rotos del Rock

4.1/5 - (35 votos)

Ayer nos desayunamos con la noticia de la muerte de Mike Starr, el bajista original de Alice in Chains. Anteayer nos enteramos de que Steven Adler va a volver al programa “Celebrity Rehab”. La asociación no es casual. El propio Adler ha comentado: “Amo y echaré de menos a mi hermano Mike Starr y voy a hacer todo lo que sea ne para no hacer sufrir a todos mis amigos y familia de esa manera”.

Starr y Adler son solo dos más en el largo y trágico listado de músicos con problemas relacionados con el alcohol y las drogas. De hecho ha sido Starr, pero Adler lleva entrando en las quinielas lustros. Tal vez estemos tan acostumbrados a estas cosas que ya ni nos sorprendan. De tantas veces vista, la muerte de un rockero se ha convertido en una especie de cliché, en algo que parece que responda a lo natural y que además, para ser alguien haya que morir de sobredosis. “Sex, drugs and Rock and Roll”, frase tan manida que da asco, pero que una vez más parece ser tan cierta como que las groupies existen.

No sé lo que pensaréis, pero yo desde luego cada vez que escucho una de estas noticias me entristezco mucho. No es únicamente la muerte de una persona que ha podido brindarnos miles de horas de disfrute, es la sensación en muchos casos de que perdemos carreras musicales que podrían habernos brindado muchísimas más. ¿Qué opináis?

Comentarios

Comentarios