Justin Bieber es un niñato, y sus fans unos llorones

Resulta que el tal Justin Bieber estaba nominado a artista revelación en los Grammy de este año. Resulta que en vez del niñato repelente este, el premio se lo lleva Esperanza Spalding. Resulta que los fans del niñato, tanto o más niñatos que él, despechados atacan la página de la Spalding en Wikipedia.

Pues como parece que nadie se atreve a decir las cosas tal y como son, yo voy a despacharme a gusto con el tema. El tal Justin Bieber, a quien hace tan solo unas semanas no tenía el disgusto de conocer porque a mí me gusta la música, es un repelente niño insoportable con unas ínfulas del cagarse, oiga. Servidor tuvo la suerte de ver por televisión su comportamiento en una rueda de prensa ofrecida en nuestro país y aquello parecía más bien la audiencia de un monarca asiático que un Q&A con un artista.

Claro, que visto el ejemplo que da el imberbe este tampoco me extraña que su público, compuesto básicamente por niñas desorientadas cuya capacidad de decisión está mediatizada por lo que las grandes corporaciones les ofrecen, no haya encajado con deportividad el hecho de que una artista de verdad contra todo pronóstico le levante un premio.

Pero por otra parte, ¿todavía a alguien le interesan este tipo de premios? Son unos premios otorgados por la industria y para la industria, la música importa más bien poco. Y como muestra un botón: después de no sé ya ni cuántas décadas en la profesión, alguien como Neil Young se ha llevado este año el primer Grammy en toda su carrera. Y en una categoría no de las pretendidamente principales. Acabáramos.

PD: ¿nos atacarán ahora a nosotros como hicieron con la Wikipedia?

 

Comentarios

Comentarios