‘My Appetite for Destruction: Sex, and Drugs, and Guns N’ Roses’ de Steven Adler

Que Steven Adler es uno de los zoquetes más grandes que ha dado el Rock and Roll no creo que se atreva a discutírmelo nadie. Que probablemente también, y visto con las perspectiva que da el tiempo, su expulsión de Guns N’ Roses no fue algo de lo que deban sentirse orgullosos precisamente algunos de sus antiguos compañeros, tampoco es menos cierto. Pero como dicen que la venganza es un plato que se sirve frío -o más bien que sus años le ha costado limpiarse de drogas durante un periodo lo suficientemente largo- el batería se toma la suya en «My Appetite for Destruction».

Adler lo cuenta todo aquí. Por diferentes testimonios a lo largo de los años nos hemos ido enterando de que Axl Rose, aparte de ser un caprichoso rock star, es también un grandísimo cabrón que maltrata a sus compañeros, sobre todo al batería. Nadie salió en su defensa y a la larga Axl consiguió que uno por uno todos los que estuvieron involucrados en la creación de «Appetite for Destruction» salieran de la banda, bien por voluntad porpia asqueados de todo o bien siendo expulsados por WAR. Y todo esto nos lo cuenta Adler desde su propia perspectiva, la de un tipo sencillo que de repente se vio rodeado de todo y acabó cayendo en una tela de araña de la que no pudo escapar. Y todos sabemos los años que le ha costado asomar la cabeza por el agujero. A cada nuevo intento de resurgir parece que enseguida le sucedía otro periodo oscuro.

Uno acaba sintiendo pena por Adler. Una pena terrible, porque al final parece que nos equivocábamos. Adler no es ese zoquete que todos creíamos, capaz de mandar al garete una tras otra las oportunidades que le ha dado la vida (la publicidad de la obra habla de nada menos que ¡28 sobredosis!), sino que es una víctima del éxito mal manejado. Del suyo propio y del de los que le rodeaban. Aunque Steven tampoco nos lo plantea así. Esta es su versión y así quiere que la conozcamos, pero tampoco pontifica.

Por supuesto que los que vayan buscando barrillo lo encontrarán, pero personalmente «My appetite for Destruction» es una obra que me ha hecho reflexionar sobre la fragilidad de la fama y los que la consiguen. Incluso podría decir que en cierto modo me ha deprimido. Indispensable en la biblioteca de cualquier gunner-fanático.

«My Appetite for Destruction: Sex, and Drugs, and Guns N’ Roses» está editado en Estados Unidos por It Books.

Comentarios

Comentarios