Regala Rock: recomendaciones para regalar estas navidades

¿La Navidad ha llegado y te ha pillado, como siempre, sin los regalos hechos? ¿No sabes qué regalar a tu amigo, pareja, tu prima la rarita o el vecino que te presta la sal? No te preocupes, en Rock and Roll Army tenemos el mismo problema con los regalos para el amigo invisible y te vamos a ayudar a decidirte. Como no es cuestión de regalar más discos como siempre o más muñecos de Ozzy, KISS, Jimi Hendrix o de Eddie la mascota de Iron Maiden, ni de hacer tampoco como nuestro editor que se ha autoregalado sendos muñecos de Mazinger Z y Afrodita -el robot de los dibujos, no confundir con el papa-, te proponemos algunos de los mejores libros de temática rockera de este año 2010. Porque nunca está de más regalar cultura, aunque sea rockera, y como muchos están todavía inéditos en nuestro país también servirán para practicar inglés. Pero no os preocupéis si no os ha tocado el Gordo tampoco este año, porque además de asequibles son fácilmente localizables. Completitos completitos. Y además una recomendaciones relacionadas con cada uno. Empezamos.

«Vida» es la primera recomendación. La autobiografía de Keith Richards, recién salida al mercado, es una obra que debe figurar en la biblioteca de cualquier rockero que se precie, porque no hay como leer de la pluma de su propio protagonista algunas de las historias más célebres de la historia del Rock. Obras complementarias para rezagados: «Keith Richards» de Victor Brockis, la que pasaba por ser la mejor biografía de Keef hasta la aparición de «Life»; «Memorias de un Rolling Stone», autobiografía de Ron Wood, en la que tenemos otra perspectiva de parte de la historia; y finalmente «Exile on Main St. The Rolling Stones», obra editada también este año por Hanky Panky Records en nuestro país y en la que John Perry desmenuza el clásico stoniano.

«Slash», autobiografía del ex guitarrista de Guns N’ Roses que por fin circula en edición castellana. Impagable mirada a los últimos coletazos de un mundo, el de las superestrellas del Rock pasadas de vueltas, que probablemente nunca más vuelva. Obras complementarias para rezagados: «My Appetite for Destruction: Sex, and Drugs, and Guns N’ Roses», biografía de Steven Adler, batería original de Guns N’ Roses que, aunque debería contar con su propio epígrafe, colocaremos aquí porque el autor de este artículo todavía no ha tenido tiempo de leerla; «Reckless Road: Guns N’ Roses and the Making of Appetite for Destruction» de Marc Canter, amigo personal de la banda que vio -y fotografíó- en primera fila los años de ascenso de la banda, imprescindible para cualquier gunner-fanático.

«Tattoos and Tequila» de Vince Neil en realidad no es tan buena obra, sobre todo para el que se haya leido una de las obras relacionadas recomendadas, pero como la actualidad manda y está editada en 2010 es la obra que encabeza el epígrafe. Obras complementarias para rezagados: «The Dirt» o «Los trapos sucios» en su versión española, la autobiografía de Mötley Crüe y uno de los libros definitivos del Rock and Roll; «Heroin Diaries», que como su título indica son los diarios personales de Nikki Sixx durante una de las etapas más oscuras de su vida; «Tommyland», la biografía de Tommy Lee, solo para fans completistas.

«I Am Ozzy» de Ozzy Osbourne, autobiografía del Madman, una de las figuras más peculiares del negocio. Obras complementarias para rezagados: «Sharon Osbourne Extreme: My Autobiography», a cargo de la mujer y manager del Madman, personaje odiado y amado a partes iguales pero con una importancia capital en la supervivencia de su marido hasta nuestros días; «Off the Rails: Aboard the Crazy Train in the Blizzard of Ozz», del bajista Rudy Sarzo, personaje que estuvo muy cerca de Ozzy durante algunos de sus años más salvajes.

«Just Kids» de Patti Smith, donde la poetisa del punk nos relata sus primeros años en Nueva York junto a Robert Mapplethorpe, su primera pareja y futuro fotógrafo de renombre. Obras complementarias para rezagados: cualquiera de sus libros de poemas o incluso la biografía que escribió también Victor Brockis hace algunos años, aunque no recoja los últimos años.

«Mustaine: A Life in Metal», del líder de Megadeth Dave Mustaine, uno de los personajes más interesantes de la escena metalera y sin duda de los más polémicos. Obras complementarias para rezagados: «To Live is to Die: The Life and Death of Metallica’s Cliff Burton», donde Joel McIver relata la vida del llorado bajista de Metallica, aunque lógicamente Mustaine aparece tangencialmente en la obra, pero su interés es evidente; «Faith, God and Rock N Roll», interesante obra, más que nada por la perspectiva que ofrece, sobre estrellas del Rock creyentes, algo que nunca ha tenido demasiada buena prensa. Mustaine se encarga del prólogo.

«Hit Hard: A Story of Hitting Rock Bottom at the Top», de Joey Kramer, batería de Aerosmith, porque como alguien dijo «tienes que amar a tu baterista». Obras complementarias para rezagados: «Walk This Way», la biografía que Aerosmith escribieron junto Stephen Davis hace unos años que, mientras nos llega «Does the Noise in My Head Bother You?: A Rock ‘n’ Roll Memoir» de Steven Tyler, prevista para el próximo marzo, es sin duda la mejor obra sobre los norteamericanos.

Probablemente se nos quedan infinidad de obras en el tintero, pero antes de acabar no quiero olvidarme de un clásico que aunque editado hace algunos año sería también un buen regalo para cualquier rockero: estoy hablando de «White Line Fever», divertidísima autobiografía de Lemmy Kilmister, el último Hombre -así, con mayúscula- en esto del Rock and Roll. Una obra imprescindible. Hacedle un favor a alguien a quien queráis y regaládselo, no os arrepentiréis. Nota: sirve perfectamente también como auto regalo.

Comentarios

Comentarios