Silvia Superstar: entrevista

«Este disco era una especie de reto personal y me siento muy satisfecha»

Silvia Superstar es una artista de múltiples facetas (cantante, actriz, hostelera,…) que no necesita ninguna presentación a estas alturas. Hace casi dos años publicó su primer disco en solitario, «Silvia Superstar», obra de la que se muestra orgullosa pero que, según nos confiesa en la siguiente entrevista, no cree que vuelva a realizar. Para que nos hablara de la experiencia, de sus conciertos de presentación (esta misma noche en la sala Joy Eslava de Madrid), de su experiencia con el cine de género como el western y muchas otras cosas más nos pusimos en contacto con ella hace unos días. El resultado es la animada charla que tenéis a continuación.

– Has estado durante algún tiempo desaparecida del mundo de la música, aunque tu primer disco se editó hace casi dos años ya.

– Sí, exacto.

– ¿Y en qué has estado ocupada durante este tiempo?

– Pues mira, he estado haciendo un montón de cosas, entre otras me he mudado a Madrid, he montado un bar, y la verdad es que me ha ocupado un montón de tiempo eso. He estado viajando también y he estado pinchando mucho… y bueno, preparando cositas nuevas.

– El disco lo has titulado con tu nombre, «Silvia Superstar»…

– Sí.

– Y supongo que esto es porque querías marcar un poco las distancias con tu carrera anterior ¿o no tiene nada que ver?

– Bueno, es que realmente este era un proyecto que yo quería hacer totalmente paralelo al grupo. El grupo es una cosa y esto era una especie de reto personal que yo tenía y no quería involucrar a la banda porque aunque musicalmente las raíces son las mismas yo quería meter elementos nuevos y cosas que no iban mucho con el estilo de Killer Barbies. Era un proyecto más en solitario, algo que yo quería hacer por mí, no con la banda. Entonces un poco ha sido por eso, no por marcar una diferencia, sino porque realmente este era un proyecto solo que yo quería hacer y por eso lo he hecho así.

– En cualquier caso supongo que serás consciente de que caso las comparaciones y las referencias hacia Killer Barbies van a ser inevitables.

– Sí, si a mí no me importa en absoluto, si Killer Barbies soy yo también, con lo cual no tengo ningún problema con eso.

– ¿Cómo afrontas esta nueva etapa de tu carrera? Sin ningún problema por lo que veo…

– No no, sin ningún problema, evidentemente. Yo formo parte de Killer Barbies, y Killer Barbies es algo que siempre estará ahí y no descarto que no volvamos a hacer algo juntos ¿sabes? Es un proyecto que yo inicié con Billy King, el batería y también alma mater del grupo y entonces… no es tomártelo como comparaciones o no, es que yo formo parte de Killer Barbies.

– Sí, que siempre va a haber puntos en común, lógicamente.

– Exactamente, porque las raíces, las influencias,… evidentemente eso siempre se marca y aunque yo quisiera hacer este disco un poco diferente porque era algo que yo tenía ganas desde hacía tiempo de hacer algo diferente a Killer Barbies, desde meter loops de batería y cosas que nunca había hecho con el grupo y que creo que no tendría mucho sentido hacerlo con ellos.

– Ya que me comentas esto, ¿qué queda entonces de Killer Barbies en este disco? Aparte de la voz claro, que es obvio.

– Pues aparte de la voz las composiciones son mías, cosa que en Killer Barbies también era así. Ya te digo, siempre hay unas raíces musicales, unos gustos, unas influencias que puede ser un poco lo que haya de Killer Barbies ahí. Pero bueno, estéticamente yo creo que es diferente. Musicalmente también ha dado un giro. En esto sí que se desmarca un poco ¿no? Que la banda es distinta también, la banda que llevo en directo, y la forma de hacer el disco ha sido completamente diferente. He estado yo sola en un estudio con ingeniero. No ha habido nunca un ensayo con la banda… no, esto ha sido un proyecto solo de principio a fin. Cuando digo en solitario me refiero también a la composición, a la producción, a todo eso, al estar yo encerrada en un estudio con un técnico de sonido haciendo lo que yo quería realmente.

– Sobre eso te iba a preguntar ahora. Te ocupaste de casi todo en este disco: composición, producción, parte de los instrumentos… ¿estás satisfecha con el resultado?

– Estoy muy contenta, sobre todo porque me costó mucho decantarme por el lado hacia el que quería ir. Cuando haces algo tan marcado como Killer Barbies, que sacamos sies discos y estuvimos tocando por todas partes y las canciones me salían como churros digamos, porque tenía mucha facilidad para hacer canciones de ese estilo. Y aunque había habido una evolución en el grupo y musicalmente, en este disco me costó un poco más encontrar el lado hacia donde quería ir. Tenía muy claro que quería hacer algo en solitario y diferente al grupo pero se me abría un abanico de posibilidades tan infinitas que no sabía cuál coger. Entonces al final un día te levantas y es como que de repente ves la luz y dices «por aquí, esto es lo que quiero hacer». Y realmente así es como salió el disco y estoy muy satisfecha con el resultado porque ha quedado realmente como yo quería, con toques naif, con toques más ramonianos, con toque más B52s, más pop… osea que realmente tiene la esencia que yo quería. Y sobre todo el hecho de haberlo hecho todo yo ha sido una experiencia muy dura, porque a mí me gusta trabajar en equipo, que haya diversidad de opiniones, sean buenas o malas todas son válidas, pero trabajar sola ha sido bastante duro.Sobre todo porque no tienes a nadie en quien apoyarte para tomar decisiones sobre qué iría mejor aquí, que no iría bien,… pero bueno, como experiencia ha sido fantástica. No sé si la repetiría, creo que no, yo soy más de banda aunque esté muy contenta con el resultado. Realmente porque es un proyecto cumplido que yo tenía muchas ganas de hacer.

– Volviendo a lo que comentabas antes podríamos decir que este disco tiene un enfoque un poco más «tecnológico», por decirlo de alguna manera.

– Tecnológico porque hay tecnología, si por tecnología entiendes unos teclados o tal, pero…

– Sí bueno, bases… cosas de estas.

– Sí, loops de batería, exactamente, sí hay. Pero yo creo que el sonido en general no es un sonido que se pueda llamar electrónico. Yo creo que es un sonido un poco pop-punk-rock pero con pinceladas… a lo mejor un poco sí, con sintes… pero no de musica electrónica. Sí tiene alguna pincelada, pero básicamente para mí es un disco de rock.

– Sí, yo creo lo mismo. Lo que me interesa saber es si este enfoque tiene que ver con lo que hayas estado escuchando durante los últimos tiempos, algún grupo, algún tipo de tendencia o lo que sea.

– Bueno, pues la verdad es que estuve en Berlin viviendo una temporada y sí que las cosas que vi allí me marcaron bastante, sobre todo musicalmente. Proyectos que vi muy alternativos, de puestas en escena que me gustaron mucho, de chicas solas cantando con máquinas. Esas propuestas sí que me gustan porque veo algo diferente, algo que se aleja de lo que yo vengo, que es una banda convencional de rock o de punk y que a mí me encanta, pero sí que me gustó la puesta en escena… no sé, ese enfoque diferente. Entonces fue cuando se me ocurrió hacer algo así un poco diferente. Luego evidentemente yo no salgo sola al escenario con unas máquinas, llevo banda, porque es algo que me encanta, estar arropada por una banda, que aunque haya loops de batería que haya una batería real apoyando el sonido. Luego las cosas las llevas a tu terreno, y eso es un poco lo que yo he hecho.

– Cambiando un poco de tema, creo que tienes este mes algunos conciertos de presentación.

– Sí, he estado tocando en Las Palmas, en la Casa Jäger, y ahora aquí en Madrid en Joy Eslava el 13 de diciembre.

– ¿Pero hay planes de una gira más amplia? Porque si no me equivoco no ha habido una gira como tal…

– No, no ha habido gira, ha habido algunos conciertos sueltos. La verdad es que yo he estado muy liada con lo del bar que he abierto en Madrid que me ha ocupado bastante tiempo en cuanto a decoración, a concepto, que luego hay que estar, que pincho en él… y la verdad es que he estado haciendo un corto también. He estado haciendo cosas diversas. Como no me dedico solo a la música, aunque es lo que más me gusta, y hago bastantes más cosas pues eso te quita tiempo. Pero realmente lo que voy a presentar en Madrid es un nuevo single que ha salido y se llama «Queen Bitch» y sale en una edición limitada en vinilo, en picture disc, y he sacado un nuevo videoclip y entonces es un poco para la gente que no ha conocido el disco en su momento que tenga una segunda oportunidad y sobre todo de ver a la banda en directo, que es donde yo creo que se ve lo que un artista realmente tiene que ofrecer, que es lo que a mí me gusta. A mí grabar discos… realmente se hace porque es un soporte para que la gente escuche tu música pero a mí lo que realmente me gusta es tocar en directo. Y si he hecho este disco ha sido para tocar en directo realmente. En parte porque me apetecía el reto de hacerlo yo sola y tal pero en parte por tocar.

– Ya ¿entonces estás preparando nuevo material o te dejó tan exhausta y estás tan ocupada con todas estas cosas que nos cuentas que no tienes tiempo?

– (Risas) No no, estoy ya pensando en preparar algo nuevo. Sí, porque el disco ya tiene cierto tiempo y me apetece, aunque lo del nuevo single y lo del nuevo video realmente me apetece explotarlo y tal, pero yo paso página rápidamente, y [me muevo] a cosas nuevas.

– Ya, que te queda algo lejano ya este disco.

– Sí, y aparte que esto todo va muy rápido y de repente dices «ya tengo canciones nuevas, quiero grabarlas»… que cuando tienes cosas dentro y quieres sacarlas yo creo que lo que tienes que hacer es grabarlas inmediatamente para que no pierdan esa frescura.

– ¿En qué crees que ha cambiado el negocio de la música desde que empezaste con Killer Barbies hasta ahora?

– Para empezar internet, iTunes… todo eso se ha comido a la industria discográfica. Realmente ya no se venden discos… es más, yo creo que el futuro está en colgar los discos online y que la gente pueda descargárselos o pueda comprarse las canciones, que yo también lo hago mucho. Realmente me parece un método muy válido poder comprar canciones sueltas y poder comprar a la carta, aunque yo soy muy fetichista y me gusta tener el soporte. Soy muy de vinilo, soy muy de tener el CD, me gusta tener el CD con su carpetita…

– Eso te iba a comentar, que me da la impresión de que eres más coleccionista.

– Sí sí sí, yo soy coleccionista y fetichista en ese sentido. Me gusta tener los créditos, las fotos,… tenerlo ¿no? para mí son pequeñas joyitas. Pero bueno, que me parece muy bien que tú te puedas comprar una canción suelta. Pero que sí, que esto se ha cargado la industria discográfica por completo. Pero bueno, yo creo que también lo que ha hecho que las bandas… las banda siempre han querido tocar, y en esto lo que sí me parece mal es que las compañías de discos se aprovechen y traten de captar el management de las bandas cobrando unos porcentajes desorbitados de los conciertos en directo. Eso sí que no me parece bien, y en eso sí que veo que ha cambiado para mal, y sobre todo para fastidiar al artista en ese sentido, ¿no? Por otra parte lo que veo es que cada vez las bandas se autoproducen más porque las compañías no apuestan por nuevos grupos si no van a sacar una buena tajada. Yo lo he hecho personalmente siempre con Killer Barbies, a pesar de haber estado en Subterfuge con algunos discos y tal, los últimos ya siempre los autoproducíamos nosotros. Entonces creo que eso es bueno para las bandas, porque hoy en día lo puedes hacer tú mismo realmente y yo creo que es lo mejor. Yo soy una defensora de eso del «háztelo tú mismo», el lema del Punk del 77. Entonces eso, creo que ha derivado en mal para unas cosas pero bien para otras…

– Abre otras oportunidades.

– Exactamente. Y creo que se consume mucha música ahora. Es malo para algunas cosas pero para otras tienes la biblioteca más grande del mundo, que es internet, para escuchar lo que quieras, y eso me parece muy bueno, sobre todo para culturizarte, que tengas ese abanico deposibilidades de poder escuchar todo tipo de música que antes no podías.

– Volviendo un poco a los inicios de Killer Barbies, vosotrs reivindicásteis ciertas referencias culturales, musicales… que entonces igual no eran tan comunes como lo son ahora. ¿No crees que tú tienes un poquito de culpa en toda esta fiebre que hay ahora con el tema Pin Ups y todo eso?

– Hombre no lo sé…

– Culpa entre comillas. No lo digo en ningún sentido negativo.

– No no. Me encantaría ser la culpable de esto (risas), pero yo creo que la culpable es Betty Page y siempre lo ha sido. Yo creo que las modas vienen y van y evidentemente sí que es verdad que yo soy una fan terrible de las pin ups, de Betty Page, de Jane Mansfield y todo eso y yo he copiado y me he inspirado mucho en ellas para crear mi imagen, crear mi música… todo lo que me rodea, mi mundo. Pero yo creo que en parte esas cosas no están mal, sobre todo porque se está viendo otra vez un revival de lo que es la música rockabilly y del rock and roll clásico de los 50. Y a mí eso me parece genial, sobre todo porque me parece que las nuevas generaciones tengan una referencia de dónde vienen las cosas. De dónde viene el rock, de dónde ha salido Nirvana, de dónde han salido un montón de bandas que te gustan ahora que no sabes de dónde vienen. Entonces a mí me parece que está muy bien saber dónde están las raíces de la música que te gusta ahora, ¿no? No me parece mal que esas cosas vuelvan y que de repente se pongan de moda. Evidentemente todo satura, y a mí me da mucha rabia que las cosas se queden solo en fachada y que no haya nada detrás. Porque sí que es verdad que ahora hay mucha pin up y mucha tal pero luego detrás no hay una cultura musical, no hay un bagaje, no hay nada que veas que no se quede solo en una fachada y en una estética, ¿no? Pero bueno, me parece bien estas oleadas que van y vienen de modas que sirvan por lo menos para que la gente se acerque un poco más a la música que realmente tiene raíces y de dónde viene todo… eso no me parece mal.

– ¿Y cómo ves la escena rockera española en estos momentos?

– Bueno yo… rockera rockera… yo creo que hay mucho grupo pop, que ha habido otra vez un emerger del indie y tal pero yo la verdad es que no soy gran consumidora de música española.

– Ya, entonces algo que destacar no podrías decirme apenas nada, supongo… (risas) esa era la siguiente pregunta, si tenías algún grupo que destacar.

– Bueno destaco a Los Coronas porque es un grupo que lleva ahí un montón de tiempo y que ahora sí que veo que lo que yo te decía, que este tipo de oleadas que de repente ahora se pone algo un poco más de moda, y esas cosas me parecen bien en cuanto a que de repente están tocando mogollón, es un grupo que siempre ha estado y que siempre me ha encantado y yo creo que la perseverancia hace que también las cosas tengan su fruto, y a ellos les está pasando.  

– Sí, es un poco irónico, ¿no? Que con todos los años que llevan ahora es cuando les llega. Pero mejor tarde que nunca.

– No no, exactamente. Yo me alegro un montón, y que la perseverancia, el estar ahí y el decicarte a lo que te gusta y seguir y seguir y seguir, al final esas cosas tienen su fruto. Pero bueno, no sabría qué más destacarte ahora mismo, soy gran consumidora pero de música extranjera.

– A mí me pasa lo mismo, no te preocupes.

– (Risas) Sí, ¿no? Está mal que lo diga pero qué le voy a hacer.

– Yo también creo que hay muchos grupos que se creen que son mejores de lo que realmente son.

– Sí, o que no son de tus gustos musicales. Sí, puede haber bandas muy buenas pero que a mí no me llegan. Sí puedo reconocer que son buenos músicos, que está bien lo que hacen, pero a mí no me mueve.

– Lo dejaremos ahí.

– Lo dejamos ahí (risas).

– Nos has comentado que has hecho un corto pero… ¿lo has dirigido tú?

– No no, yo soy la actriz principal. Es un western, el primer western que se ha hecho en Galicia con actores gallegos y se ha rodado allí, menos las escenas que hay de poblado que nos hemos ido a Alicante a rodar. Y la verdad es que estoy muy contenta porque nunca había hecho nada así parecido. Nunca había hecho un western, ni había trabajado con caballos y la verdad es que ha sido toda una experiencia.

– Entonces aparte del estreno de este corto, de tu bar que si quieres puedes decir el nombre…

– El Fabuloso, está en la Calle Estrella número 3.

– Volviendo al tema ¿qué podemos esperar de Silvia Superstar en el futuro?

– Pues no lo sé, yo espero poder seguir haciendo lo que hasta ahora que es lo que me encanta. Hacer de mis aficiones mi modo de vida, que es lo que he estado haciendo hasta ahora. Seguir tocando, seguir pinchando, seguir montando bares, que tengo dos en Vigo y este que acabo de montar en Madrid y seguir haciendo desde películas con directores como Jess Franco o cortos del oeste a… pues eso, todo lo que me gusta.

– Muchas gracias Silvia, ha sido un verdadero placer, te voy a dar la oportunidad de que añadas lo que quieras para nuestros lectores.

– Pues nada, a ti. Que la gente se acerque al concierto, que yo creo que va a estar muy bien. La verdad es que tengo muchas ganas de tocar en Madrid que hace un montón que no toco, y sobre todo con este proyecto que me ilusiona mucho, la verdad. Y que sigan consumiendo rock y mucha música.

 

 

Comentarios

Comentarios