I Can Lick Any Sonofabitch In The House – «Sounds of Dying» (Suburban Home 2010)

Pues no. Nunca debemos dejar de prestarle atención a la escena underground yankee, y es que, más allá de lo que nos venden las «revistas especializadas» hay un verdadero submundo de formaciones de lo más interesante por descubrir.

Los I Can Lick (me abstendré de reproducir su nombre entero a lo largo de la reseña por razones de espacio) llevan batiéndose el cobre a lo largo de casi toda la década pasada y ahora, tras un pequeño parón han vuelto a la carga con nuevo disco.

Podríamos situar el sonido de la banda, valiéndonos de comparaciones, entre los Drive By Truckers y The Dogs D’Amour, con unas pinceladas de los Social Distortion era «Somewhere Between Heaven And Hell». Recuerdan a los de Patterson Hood por lo sombrío y crujiente del envoltorio instrumental, tienen la actitud «White Trash» de la que hacían gala los de Orange County y bueno, la voz de Mike D se parece muy mucho a la de Tyla.

¿Momentos a destacar? Las dos salvas iniciales, «Swear to God» y «Valentine» (de le mejorcito del redondo, oigan) la 100% Drive By Truckers «Ghost»; «Hotter Hell», un buen ejercicio de country rock; el guiño a sus colegas de fatigas Two Cow Garage versionando su «Postcards and Apologies»; «Montana» es una de las cimas del álbum, un intensísimo corte donde se perfila la sombra de los mejores Crazy Horse, dinámica que mantienen en la pantanosa «Scream», con la que de paso echan el cierre.

Un disco que hace que los seguidores del Rock americano, tan rootsie como afilado, estemos de enhorabuena.

Comentarios

Comentarios