‘The Loved Ones’

Un niño guapo australiano de 16 años digno de formar parte de mis adoradísimos GOD sufre un tremendo sentimiento de culpa por la muerte de su padre en un accidente de coche en el que él era el conductor, las ideas de suicidio rondan su cabeza y su único apoyo es su novia que se la chupa de vez en cuando. ¡Vaya! Con lo de la felación me he cargado lo que hasta ahora podía ser un argumento propio de la saga «Crepúsculo».

Pero estamos muy lejos, podríamos decir que en las antípodas, que para algo estamos con un film australiano, de la franquicia crepuscular. Sean Byrne firma uno de los mejores ejemplos de que no todo está hecho en el cine de género con «The Loved Ones». Byrne maneja la cámara como un maestro manipulando las filias del espectador hacia los personajes y cargando de tensión todas y cada una de las secuencias de la película.

Xabier Samuel, actor que participa en la omnipresente saga «Crepúsculo», es Brent, un chico atormentado por la muerte de su padre que se encuentra solo en el mundo y cuyo único punto de apoyo es Holly, una rubita preciosa dispuesta a alegrarle las tardes.

Pero Brent no es solo el amor de Holly; Lola una chica retraída y un poco outsider del instituto también tiene ganas de su trocito de Brent y no dudará en contar con la ayuda de su padre para obtener al chico de sus ojos.

Con «The Loved Ones» aprenderemos lo que es sentirse manipulado por el director que nos presentará a una de las malas mas magnéticas del cine de los últimos años, a una de las cachondas (atentos al clon de Megan Fox que se enrolla con el colega tocino) mas inofensivas, a un colega gracioso que no hace chistes, a una novia coraje que no hace grandes cosas y a una trama paralela de la que esperaremos algo mas allá de lo que es un simple homenaje a las cosas que nunca ocurren (repito, el clon de la Fox se enrolla con el gordo).

Y es probablemente por esto, por los guiños a los clásicos como la Matanza de Texas pero sin entrar en los clichés lo que hace de «The Loved Ones» una de las películas más aconsejables de este año. Por cierto, atentos a la banda sonora.

Comentarios

Comentarios