Asspera – «Hijo de Puta» (Don’t Pay Music 2010)

4.3/5 - (30 votos)

Redactar esta review es realmente un trabajo complicado. Quizá repita la palabra «Bizarro» (o derivados de ella) mil veces. Y es inevitable. Quizá muchísimos insultos se lean aquí. Pero juro que no son por mi mal lenguaje (que en verdad sí es malo). Así que embarquémonos en tal viaje: Asspera es reconocida en Argentina y el mundo como la banda «Pionera en el Metal Bizarro».

Con un primer disco editado hace cuatro años, estos dementes (que detrás de sus máscaras, son cuatro reconocidos músicos del circuito metalero del país) nos presentan su segundo trabajo, titulado «Hijo de Puta». En su primer álbum («Bizarra actitud de seguir con vida» – 2006), nos encontrábamos con una calidad sonora no del todo buena. Pero lo que nos llamaba poderosamente la atención de ellos, no era eso, sino sus letras. Temas como «Gorda puerca», «La bruja borracha» o «Pajero viejo», reflejaban el humor negro y casi insoportable, por momentos. El bonus de este primer trabajo (y lo que les abrió las puertas al mundo) fue el cover del tema «Violeta», perteneciente a Alcides. Originalmente, una cumbia muy decadente, que hasta llegó a ser reconocida como el «amuleto de la suerte» del Villarreal C.F., de la Primera División de fútbol de España. Claro que en voz de Richar Asspero, es algo mucho más agradable y gracioso de oír.

Pero en ésta ocasión, lo que nos deleita es «Hijo de Puta». El álbum cuenta con catorce temas, entre los cuales volvemos a encontrar una versión de otra pobre cumbia. Se trata de de «El hijo de Cuca», del señor Pocho, La Pantera. Aunque aquí, el cover es una nueva máquina aplastante de puro heavy metal. El primer tema es el que le da nombre a dicho disco, así como también fue el adelanto, en su página web. Es de lo mejor que nos brinda la banda, en donde las bases a puro doble bombo de batería, y los riffs de guitarra nos hacen recordar a los más gratos momentos de Megadeth. «Calzón Quitado» y «Culo sucio», son dos poesías un poco escatológicas. La primera, haciendo referencia a un severo problema intestinal. La segunda es una oda a las flatulencias (¡pedos, señora!). «De lo bueno muy poco, dijo un puto a otro», se oye entonar, mientras que se repasa el terrible momento financiero de la población local, en (precisamente): «De lo bueno, muy poco». Si esperaban alguna oda al amor, las van a encontrar en «Berrinche y cuenta nueva», donde el protagonista de la canción (harto de tanto dolor en el corazón) pide llorando: «Necesito de una puta. Una puta que me quiera de verdad. Y que no se fije en mi billetera». Pero en «Un amor travieso» (quizá el punto más flojo del disco) nos topamos con una lisérgica poesía, algo empalagosa, y transformista a la vez. El resto del disco nos promete mucho heavy metal. Muchísima mierda, sexo barato, políticos ladrones, curas pedófilos, y todo ese tipo de cositas lindas que la vida nos regala día a día, y nadie se anima a contar… o en éste caso: a cantar.

Un dato: el disco se consigue descargándolo de forma legal y gratuita en la página oficial del nuevo e innovador sello discográfico argentino: Dont Pay Music (www.dontpaymusic.com). Asspera… una banda que realmente no tiene explicación.

Comentarios

Comentarios